Inicio » 0-24 meses » Los básicos del recién nacido

Los básicos del recién nacido

0-24 meses

básicos recién nacido

¿Qué necesitará después de salir de la clínica? Esa es la pregunta que se hacen muchas mamás. Y la respuesta es nada sencilla si consideramos que en la mayoría de las tiendas se exhiben vitrinas colmadas de atractivos productos para guaguas. Sin embargo, en la práctica el recién nacido solo requiere una determinada cantidad de productos esenciales. No te desgastes pensando y gastando más de lo indispensable, aquí está el listado de lo que realmente debes tener al llegar a casa.   

Huevito para el auto. Al momento de regresar a la casa no puedes llevar a tu guagua en brazos, sino que debes portarla en una silla para autos. De esa manera no solo estarás resguardando su seguridad, sino que también evitarás exponerte a una multa que podría ascender hasta 3 UTM.

La silla para el auto es uno de los elementos respecto de los que no debes escatimar en gastos. Por eso, más allá del color o diseño, procura escoger un modelo especialmente elaborado para peques de entre dos y diez kilos de peso (también conocidas con el nombre de silla “nido” o “huevito”). Recuerda que ésta tiene que ser ubicada en el asiento trasero mirando hacia atrás.

Cuna. Por la cantidad de veces que tendrás que despertarte en las noches para acurrucarlo y darle de comer, es recomendable que durante los primeros meses de vida instales una cuna en tu pieza, así descansarás más tranquila. La primera cuna puede ser un pequeño moisés, una camita colecho que se ajuste a un costado de tu cama, o un modelo de cuna tradicional. Elige la alternativa que se adecúe mejor a tu presupuesto y necesidades.

Monitor. Como toda mamá (sobre todo si eres primeriza), no querrás dejar solo a tu hijo ni siquiera un segundo. Pero aquello es prácticamente imposible, por eso, ¡bienvenidos sean los monitores! Gracias a estos modernos aparatitos podrás realizar labores cotidianas, como cocinar o ir al baño, sin perder el control de lo que hace tu guagua. Actualmente la oferta de monitores es amplísima, los hay con micrófono para que el recién nacido escuche la voz de la madre, ejemplares con sensores de movimiento, y hasta modelos compatibles con Smartphones, para vigilar a larga distancia.

Mudador. Ya sea que hayas tenido a tu guagua por parto normal o a través de cesárea, necesitarás contar con un mudador de altura apropiada para cambiar cómodamente los pañales. Es fundamental que el mueble en cuestión no sea ni muy alto ni muy bajo, por ejemplo, una cómoda, un tocador o tu propia cama funcionan perfectamente. Procura cubrir la superficie del mudador con un colchoncito delgado, así le darás un respaldo confortable al cuerpecito del bebé.

Pañales, pañales y más pañales. En las primeras semanas de vida, tu hijo utilizará en promedio 10 pañales al día, por lo que es bueno que te abastezcas con un cargamento de al menos 150 pañales talla “XP” o “recién nacido”.

Mamadera. Aun cuando planees darle pecho, es imprescindible que compres un par de mamaderas para recién nacido. Ello, porque existen guaguas a las que les cuesta aprender a succionar el pezón. Asimismo, existe la posibilidad de que tengas problemas para producir leche y, por ende, debas darle leche de fórmula en mamadera.

Cojín de lactancia. Si durante el embarazo lo usaste para dormir, en el periodo de lactancia será tu mejor aliado. Este sencillo cojín de consistencia blanda y forma de U ofrece múltiples funciones. Por un lado, facilita la lactancia, ya sea materna o con mamadera, haciéndola más práctica y cómoda, tanto para él como para la madre. Por otro, es perfecto para apoyar a la guagua, ya que puedes recostarlo en el cojín, lo que es muy útil para los pequeños que sufren de reflujo.

Bañera. A pocos días del retorno a casa, tu guagua recibirá su primer baño. Para ello necesitas una bañera que ofrezca la mayor seguridad posible. Afortunadamente, el mercado ofrece un sinnúmero de productos diseñados específicamente para bañar a los bebés: desde las tradicionales tinajas de plástico, pasando por asientos fabricados para ser instalados dentro de la tina, hasta innovadoras hamacas para el baño.

Coche de paseo. Debido a que no es aconsejable que las guaguas se sienten hasta que tengan tres meses de edad o hasta que hayan desarrollado completamente la musculatura del cuello, el coche del recién nacido debe tener una superficie blanda y capacidad para reclinarse horizontalmente en 180°. Opta por coches de ruedas anchas, correas ajustables y fáciles de maniobrar.

Kit básico S.O.S Tu pequeño requiere de cuidados especiales, por eso es importante que tengas a mano un kit con: ungüento protector a base de óxido de zinc o petrolato para las coceduras; toallitas húmedas para asearlo continuamente; gasas y alcohol para limpiar el área del ombligo; un termómetro; y un cortaúñas para guaguas.