Inicio » 0-24 meses » Cómo debe ser la alimentación de la madre durante la lactancia

Cómo debe ser la alimentación de la madre durante la lactancia

0-24 meses

Alimentación Lactancia

Existen numerosos mitos en torno a la alimentación que debe mantener la madre durante el período de lactancia, para aclarar todas tus dudas y disfrutar al máximo de esta maravillosa etapa, resolvemos las interrogantes más comunes.

Con frecuencia escuchamos que cuando las mujeres están amamantando, deben cuidar su alimentación a fin de asegurar una buena calidad de la leche. En efecto, al igual que durante el embarazo, las madres deben seguir una pauta nutritiva saludable, en la que se incluyan todos los grupos de alimentos sin distinción. “La leche materna tiene macro y micronutrientes, la cantidad y variedad de su contenido estarán en directa relación con lo que consume la madre. Por ejemplo: Es muy conocido, que las madres asiáticas cuyas dietas son ricas en pescado, tienen alto contenido de DHA en su leche materna. La recomendación es que las madres nodrizas consuman alimentación saludable y abundante agua, de manera de alcanzar un buen contenido de nutrientes en su leche materna”, señala la doctora Dra. Ximena Vásquez, pediatra especialista en nutrición de Clínica INDISA.

Durante el periodo de amamantamiento, las madres deben vigilar los sabores de lo que comen o beben, aquello no incidirá de forma alguna en la calidad de la leche, pero si será percibido positiva o negativamente por el lactante. “La leche materna también presenta olores y sabores distintos de acuerdo a los diferentes alimentos que come la madre,” asegura la profesional. Así, al ingerir gran variedad de sabores, se está dando al bebé un adelanto de los alimentos que podrá consumir en el futuro, facilitándose de esta manera el posterior proceso de alimentación complementaria. Por lo anterior, no temas incluir en tu menú platos ricamente condimentados.

Cierto es que a lo largo de esta etapa la madre debe incrementar su consumo calórico. Como regla general, las mujeres que dan pecho necesitan 500 calorías más que aquellas que no lo hacen y 15 gramos de proteínas adicionales. Además, las necesidades de vitaminas y minerales se incrementan en un 25 a 50%, por lo que la selección de alimentos en esta etapa para suplir las necesidades extras es de especial importancia.

Para mantener una dieta equilibrada y adecuada a la lactancia, la doctora Ximena Vásquez aconseja aumentar el consumo de frutas y verduras de todo tipo (todos los días, a lo menos 2 porciones de verduras y 2 a 3 porciones de frutas), preferir productos lácteos bajo en grasas (a lo menos 2 porciones al día), ingerir legumbres (1 a 2 veces por semana), incluir carnes y pescado (vacuno 2 veces por semana, pescado 2 veces por semana ricos en DHA salmón, tilapia, entre otros), mientras que el consumo de los hidratos de carbono como arroz, pastas, papas, pan debe ser moderado.

Alimentos con sello rojo
Mientras estés amamantando, debes procurar disminuir la ingesta de los siguientes alimentos:
• Grasas saturadas como la leche entera, mantequilla, frituras y embutidos.
• Azúcares como bebidas de fantasía, chocolates, repostería.
• Ají y pimienta.
• Alcohol.

Te gustará leer:
Todo sobre la extracción de la leche materna.
Volver a la normalidad después del embarazo