Inicio » 0-24 meses » Todo sobre el coqueluche

Todo sobre el coqueluche

0-24 meses

Tres víctimas fatales de coqueluche en la región del Maule, sumada a otra en Santiago, confirmó hoy el subsecretario de Salud, Jaime Burrows.

La autoridad reveló que el primer caso fatal en la Región Metropolitana se produjo en el hospital pediátrico Roberto del Río, ubicado en la comuna de Independencia. Además, dio a conocer que se estudian nuevos casos en el hospital de niños Exequiel González Cortés.

Todos los fallecidos son menores de seis meses, generando alerta en la población.

Hay que estar atentos, pues esta enfermedad puede producir brotes epidémicos cada 3 a 5 años, tal como está sucediendo en nuestro país. De hecho, este tema es uno de los más importantes que se tratará durante el 57° Congreso Nacional de Pediatría de la Sociedad Chilena de Pediatría (Sochipe), que comenzó hoy y termina el próximo 7 de octubre en Concepción.

¿Qué es?

El coqueluche o tos convulsiva, es una enfermedad bacteriana, potencialmente letal, que afecta al tracto respiratorio y que puede ser prevenida mediante la vacunación. Los casos se pueden presentar durante todo el año, siendo los principales afectados los niños menores de 6 meses. 

El Dr. Rodolfo Villena, infectólogo infantil de la Sociedad Chilena de Pediatría (Sochipe), señala que: “esto sucede ya que por su edad no han iniciado la vacunación o no han completado el esquema primario existente a nivel nacional”.

¿Cómo se contagia?

La transmisión de esta patología ocurre de manera directa, es decir de un individuo a otro mediante gotitas de secreciones respiratorias del infectado. El especialista agrega que: “es altamente contagiosa, sobre todo entre personas que duermen bajo el mismo techo o que comparten espacios comunes como el colegio, jardín infantil o sala cuna”. En este sentido, es esencial recordar que, en la mayoría de los casos, es un adulto de la familia o un cercano quien contagia al menor.
La contagiosidad máxima se produce durante los primeros cinco a siete días, extendiéndose hasta tres semanas de iniciados los síntomas de tos convulsiva en pacientes no tratados.
Asimismo, es importante señalar que el periodo de incubación puede ser entre siete a veintiún días, siendo lo más frecuente, antes de los diez.

Señales de alerta

El infectólogo infantil señala que la primera sospecha para detectar esta enfermedad sería en un niño ―de al menos dos semanas de vida― que presente tos, con alguno de los siguientes síntomas: vómito después de toser, paroxismos de tos, estridor inspiratorio o que tose sin otra causa aparente. Por otro lado, en el caso de los menores de 6 meses, habría que poner atención en posibles infecciones respiratorias que cursan con apneas, es decir, dejando de respirar en algún momento.

Prevención: Vacuna e importancia de los anticuerpos maternos

En Chile actualmente existe un programa que establece un esquema primario de tres dosis de vacuna a los 2, 4 y 6 meses, con un refuerzo a los 18 meses, y luego en primero y octavo básico.
A raíz de lo anterior, este mes de octubre el Ministerio de Salud empezó una nueva campaña, la cual ya no sólo promueve el esquema primario de vacunación y refuerzos en la etapa escolar existente hasta el momento, sino que ahora también incorpora la inmunización de las madres durante el embarazo. “Existen estudios que esto puede proporcionar protección a los recién nacidos”, explica doctor Villena de la Sociedad Chilena de Pediatría (Sochipe).
El infectólogo infantil asegura que, los anticuerpos maternos transferidos vía transplacentaria al recién nacido podrían proporcionar protección contra el coqueluche en la vida temprana y antes de comenzar la primera serie de vacunación para los niños. Coincide el último informe que estaría entregando el Ministerio de Salud durante este mes.
Son numerosos los estudios que otorgan evidencia que apoya la transferencia de anticuerpos, través de la placenta, contra la Bordetella pertussis, bacteria causante del coqueluche.
Se ha visto que la sangre de cordón de los recién nacidos, cuyas madres recibieron esta vacuna (Tdpa) durante el embarazo, tenían mayor concentración de anticuerpos contra el coqueluche en comparación con la sangre de cordón de recién nacidos de mamás no vacunadas. En relación a esto, el doctor Villena, indica que: “la vacunación materna a principios del tercer trimestre sí podría proporcionar protección a bebés recién nacidos”.
Cabe destacar que la inmunización durante el embarazo con la vacuna Tdpa, empezó el 1 octubre del 2017 para las embarazadas a partir de las 28 semanas de gestación. Esta se aplica desde hace aproximadamente 5 años en Europa, Estados Unidos y Argentina, demostrando una disminución de la tasa de mortalidad en menores de tres meses.
Finalmente, también se vio en algunas investigaciones entre mujeres vacunadas, que la lactancia podría aumentar la protección del lactante.