Inicio » 0-24 meses » Sus primeras papillas

Sus primeras papillas

0-24 meses

Papillas

Tras un largo periodo de tomar sólo tu leche, necesitará consumir otro tipo de nutrientes que lo ayudarán a crecer fuerte. Si bien no está definido exactamente cuándo, los doctores establecen que alrededor de los 6 meses podrás incorporar otros alimentos a las comidas. Debes saber que en esta etapa comienzan a aprender cuáles son saludables para ellos, por lo que es esencial enseñarle buenos hábitos alimentarios.

¿Qué puede comer?

– A los 6 meses podrá comer puré de verduras mixtas más una cucharada sopera de carne. Cuando esté en el plato, no hay problema en agregar una cucharadita de aceite vegetal u Omega 3. El puré no debe tener sal ni aliños, y el postre debe ser una fruta cruda, lavada y pelada, sin azúcar.

– En forma progresiva se van introduciendo en las papillas, verduras como los porotos verdes, los zapallitos italianos, las betarragas, etc.  y cereales como el arroz o los fideos.

– Entre los 8 y 10 meses puede comer legumbres tamizadas (pasadas por cedazo). Una porción de éstas reemplazará al puré de verduras con carne, y lo puede comer 1 a 2 veces por semana.

– Entre los 10 y 12 meses se permite que la comida sea menos papilla, ya puede ingerir sus alimentos molidos. Si en la familia no hay antecedentes de atopia de cualquier tipo o alergia alimentaria, puede incorporar el huevo y pescado en su dieta.

– Evita darle antes del año alimentos como miel, agua de hierbas y semillas; y si existen antecedentes familiares de atopia, deberás esperar hasta el año para darle de  comer huevo y pescado.

– Tienes que evitar que el niño/a consuma sal en sus comidas, así impedirá una posible hipertensión a futuro y malos hábitos alimentarios en su vida adulta.

– Si tiene problemas de peso, a partir de los 2 años se aconseja que cambien su leche habitual por una descremada, para prevenir obesidad y otras enfermedades.

– Cuando esté ingiriendo alimentos sólidos, le dará sed, por lo que pedirá líquidos. Es aconsejable hervir el agua de la llave, ya que contiene minerales no adecuados. Los jugos de fruta natural también son otra alternativa, los cuales deben ser diluidos en agua hervida y consumidos de inmediato, debido a que se oxidan y pierden sus propiedades.

– La leche entera y sus derivados -como el queso y el yogurt- pueden ser introducidos a partir de los 12 meses.

Técnicas para el inicio 

– Cuando cumpla los 6 meses, las comidas semisólidas serán una vez al día. Empieza con el almuerzo a las 11:00 hrs. aproximadamente, lo que puede ser un puré de verduras con carne y de postre, una papilla de frutas crudas sin azúcar.

– Si ya no está tomando exclusivamente tu leche, el pediatra podría incluir puré de frutas en la mañana (11:00 horas) a los 4 meses, como una forma de introducir los sólidos.

– La tolerancia a los semisólidos será completa pasada esta etapa. Hacia los 7 u 8 meses le podrán introducir la segunda comida diaria (19:00-20:00 hrs.).

– Tu leche, por su parte, no se sustituye en su totalidad, por lo que además de las papillas, necesitará tomar pecho –o leche de fórmula- en horarios diferentes a sus comidas.

Consejos prácticos

– Si no quiere comer, no debes enojarte ni angustiarte. Al comienzo, todo será novedoso para tu guagua, por lo que puede escupir y rechazar lo que le estés dando. Sólo  debes tener paciencia y así irá aceptando el alimento.

– Cuando lo alimentes, no debe haber focos de distracción alrededor (juguetes, TV encendida, etc.). Le debes enseñar que es la hora de comer.

– Si aún no cumple 1 año, tú y tu pareja  no se deben apurar en darle la comida que no esté molida. Puede que tenga algunos dientes, pero no será capaz de masticar bien, por lo que puede vomitar al tragar pedacitos muy grandes.

*Con la colaboración de Claudia Pérez, Nutricionista de Clínica Ciudad del Mar.

Te gustará leer:

El desarrollo del bebé durante el primer año de vida. 

La alergia alimentaria, un diagnóstico cada vez más común.