Inicio » 0-24 meses » Cómo evitar la muerte súbita

Cómo evitar la muerte súbita

0-24 meses

Baby girl sleeping on the bed

Este síndrome es uno de los grandes temores de los padres de recién nacidos y niños hasta el año de vida, pues se define como el fallecimiento repentino del menor sin causas aparentes. Sin embargo, los expertos coinciden que existen 5 medidas generales que pueden ayudar a impedir que esto afecte a tu hijo.

La realidad nacional arroja que los casos de Síndrome de Muerte Súbita del Lactante (SMSL) han disminuido un 25% en los últimos años, pasando de 124 a 93 casos entre 1997 y el 2009. Y de acuerdo a cifras entregadas por el INE, este número descendió aún más durante el 2010, llegando a los 65 casos.

Sin embargo, sigue siendo una gran preocupación entre los padres pues el síndrome afecta a 1 de cada 500 recién nacidos vivos. Para poder reducir aún más estas cifras, es fundamental que se conozcan las medidas preventivas asociadas a la muerte súbita.

1. Postura al dormir

Todos los estudios referentes al tema recomiendan que la posición en la que deben dormir los menores de 1 año sea “boca arriba” o decúbito supino.  La posición de “guata” aumenta el riesgo en 40 veces mientras que ubicarlos de lado, 3.

2. Tabaquismo

Alejar el humo de las guaguas es otro factor que ayuda a la prevención del SMSL. Esta medida debe tomarse desde que el menor está en gestación, por lo que la recomendación mundial es que toda madre embarazada deje el cigarro apenas se entere de su estado. Este cuidado debe estar acompañado de una preocupación a nivel familiar por mantener un ambiente libre de tabaco, es decir, evitar todo tipo de contacto, pues el ser fumadora pasiva también puede detonar el síndrome.

Todos estos cuidados se hacen extensivos una vez que la guagua haya nacido, puesto que el ambiente que la rodee debe estar libre de humo.

3. Sí a la lactancia materna

Otro factor protector del SMSL es el hecho de que la madre amamante al recién nacido. Las evidencias arrojadas por estudios realizados con respecto a este tema indican que la lactancia materna reduce el riesgo de muerte súbita a la mitad.

4. Cama dura y libre de almohadas

Al momento de optar por el colchón de la cuna del recién nacido, hay que hacerlo por aquellos duros y firmes, que eviten que el menor  se pueda hundir y asfixiar. Por lo mismo, se sugiere impedir el uso excesivo de almohadas, las que en algún movimiento del menor puedan quedar cubriendo sus vías respiratorias.

5. Evitar el sobre abrigo

La mayor cantidad de casos de SMSL se produce durante los meses de invierno, especialmente en julio, por lo que los especialistas aconsejan evitar el arropamiento excesivo tanto al momento de vestirlos como de taparlos.

Hay que recordar que la temperatura ideal es de 20°C a 22°C, por lo que a pesar del frío exterior, hay que procurar mantenerlos con las capas necesarias sin exagerar.

Consejos adicionales

Si bien las 5 sugerencias anteriores son las más divulgadas, existen otras que es bueno conocer:

  • Evitar que la ropa de cama llegue hasta la cabeza de menor. Esto se logra al momento de hacerla, procurando que las sábanas y frazadas estén firmes debajo del colchón y que no cubran una altura superior al pecho de la guagua.
  • Si bien no está del todo demostrado, hay estudios que indicarían que el uso del chupete sería un factor preventivo del SMSL. Éste debe utilizarse sólo para hacerlo dormir y no reintroducirlo una vez que el menor se haya dormido y lo haya soltado.
  • Utilizar monitores y alarmas puede ayudar a los padres a estar más tranquilos, sin embargo, hay que considerar que algunas veces los síntomas de la SMSL no son detectables, por lo que la confianza debe ser limitada en este tipo de artículos.
  • Hay estudios que afirman que el practicar colecho también protege al menor de la muerte súbita, pues la madre está cerca y atenta a lo que está ocurriendo con su guagua. Es importante recalcar en este punto que esta técnica tiene ciertas restricciones como son en los casos de tabaquismo y drogadicción por parte de los padres.