Inicio » 0-24 meses » Armando las primeras maletas

Armando las primeras maletas

0-24 meses

primeras

Un niño en casa cambia absolutamente todas las prioridades de los padres y las vacaciones no son la excepción. Donde antes iba el cooler ahora va el coche, la tina, el andador, la cuna portátil y los cientos de productos que tu guagua requiere para disfrutar de este momento. ¿Cómo sobrevivir? Simple. Sigue los consejos que Mamá y Bebé & Kids te entrega y ¡A disfrutar!

¿Norte o sur? ¿Chile o el extranjero? ¿Auto o avión? Las dudas que surgen al momento de planear tus vacaciones probablemente sean muchas. Para orientar esta decisión recurrimos al consejo de madres que ya han vivido esta experiencia por lo que son voz autorizada en el tema.

Bloquedor

Dentro de las primeras recomendaciones y casi al unísono, aparece el uso del bloqueador. No existirá tranquilidad alguna si no estamos seguros que nuestro hijo podrá estar protegido del sol ya que a pesar de optar por climas más fríos, en esta época del año su uso al aire libre es obligatorio (este producto se puede utilizar a partir de los 6 meses).

Remedios

Más vale prevenir que curar, por lo que otro “must” en la maleta será el bolso del doctor chapatín. Éste debe incluir remedios que calmen afecciones simples como por ejemplo un resfrío. Es decir, ideal contar con paracetamol, termómetro, supositorios que calmen vómitos, solución salina para utilizar en caso de congestión y si se cuenta con uno, incluir un aspirador nasal.

Mapas

Cuando la decisión está tomada y el lugar definido, una buena idea para la tranquilidad de los padres, es revisar el mapa del área y ver si cuenta o no con un centro de atención de salud, en caso de tener alguna emergencia, saber exactamente dónde recurrir.

Clima

Para llevar –dentro de lo posible- la ropa adecuada y justa y no sobre cargar la maleta, se recomienda averiguar la temperatura promedio de la ciudad escogida, en el mismo período en el que serán tus vacaciones.

Relajo

Importante es ir en una actitud de relajo, porque la finalidad de las vacaciones son el disfrute familiar y la tensión no sólo afecta a los padres sino que también es traspasada a los hijos. Uno de los temas que es bueno analizar es definir qué tan estrictos serán con respecto al horario. Cuando se está fuera de casa, respetar las siestas y horas de comidas se hace más complejo. Pero expertos recomiendan intentar mantener las rutinas lo más similar posible, puesto que esto les ayudaran a adaptarse mejor al nuevo lugar y a no extrañar su casa.

Objetos familiares

No pueden faltar en la maleta los juguetes ya que éstos ayudan a tu guagua a adaptarse más rápidamente al lugar escogido para vacacionar. Además, se recomienda llevarle sus sabanitas, cojines u objetos que le sean familiares para evitar que extrañe su casa. Sin embargo, se le ocurre, el proceso de adaptación dura por lo general 2 a 3 días, durante los cuales puede que que cueste dormir o ande más llorón.

Teléfonos

Recuerda llevar anotados los teléfonos de quienes son tu apoyo en el tema de crianza y cuidado de tus niños. Puede que necesites orientación, especialmente si viajas muy lejos, y contar con los números siempre es una tranquilidad. Indispensable es el de tu pediatra.

¿Auto, bus, avión o tren?

Lo cierto es que los niños, desde muy pequeños, puedes ser trasladados en cualquier medio de transporte. La elección dependerá básicamente de la distancia a recorrer, del presupuesto de los padres y del temperamento del hijo. Si éste es poco paciente y el viaje es relativamente largo, lo ideal es viajar en avión, para comenzar y terminar las vacaciones lo menos estresados posible.

¿Qué dice el doctor?

Es recomendable que antes de viajar te reúnas o hables con el pediatra de tu hijo para que él, en base al historial del menor, sea quien te oriente en caso de existir alguna especificación particular. Nunca está de más una consulta y los padres de seguro viajarán mucho más tranquilos.