Inicio » Destacado 2 » Amigos inseparables

Amigos inseparables

Destacado 2

¿Te pidieron un perrito de regalo de cumpleaños? A la hora de tomar la decisión de incorporar un animal a tu vida y a la de tus niños, es importante que consideres todos los beneficios que este puede brindarles. ¿Es bueno tener una mascota? Aquí te contamos al respecto.

Muchas mamás rehúyen comentarios de sus hijos como: “¿podríamos tener un gatito?” o “la perrita de Juanito tuvo cachorritos y me quieren regalar uno”. Incorporar una mascota a la vida familiar sin lugar a duda es todo un desafío, ya que hay que crear un espacio y una nueva rutina para ella.

¿Qué quiere decir esto? Todo ser vivo conlleva una responsabilidad extra, donde hay que sacarlo a pesar, llevarlo al veterinario, darle las vacunas correspondientes y alimentarlo, entre otras tareas que muchas veces terminan sumándose a las labores de los padres. Pero más allá de esto, el llevar una mascota a la casa siempre significa una alegría y tiene más beneficios que dificultades. Aquí los enumeramos para ti:

1- LOS NIÑOS SE HACEN MÁS RESPONSABLE. 

Es bueno invitarlos a que ellos se hagan cargo de las necesidades fundamentales de su mascota como alimentarla a la hora que corresponda, preocuparse del aseo del lugar donde duerme, sacarlo a pasear y jugar con ellos. Es esencial que recalques que se trata de un ser vivo que necesita de cuidados y amor. Súmate al proceso y enséñales cómo llevar a cabo dichas tareas.

2- LAS MASCOTAS AYUDAN A EXPRESAR MÁS EMOCIONES.

Si el niño tiene dificultades para demostrarlas, su relación con algún animal lo ayudará a encontrar la claridad para transmitirlas claramente, esto dado a que a través de esto comprenden cómo entregar afecto, desarrollan la paciencia, el amor al prójimo y el cuidado de otros seres vivos.

3- UN ANIMAL EN CASA APOYA A LA SOCIABILIZACIÓN.

Este integrante de la familia puede ayudar a los niños a desarrollar conductas positivas como el respeto por lo demás, la confianza en sí mismo y en el resto, además de fomentar mayor interacción con los pares. Otro punto positivo es que aleja a los menores del televisor, tablet y computador, promoviendo actividades al aire libre y a usar la imaginación.

4- TENER UNA MASCOTA AYUDA A MEJORAR EL ESTADO FISICO

Los niños que tienen animales, especialmente perros, tienen menos posibilidad de ser obesos, ya que esto los incentiva a correr, jugar, respirar aire fresco y estar en contacto con la naturaleza.

5- ENTENDER MEJOR LAS ETAPAS DE LA VIDA

A través de su mascota, los menores podrán entender mejor el ciclo de la vida, esto viendo que la alimentación es fundamental para vivir y que la muerte llega en algún minuto.

6- LOS NIÑOS CON MASCOTAS TIENEN MENOS RIESGOS DE SUFRIR ALERGIAS.

Según estudios científicos, la exposición precoz a las bacterias de los perros favorece a la inmunidad, creando dos tipos de microbios que evitan el riesgo de alergias. Se demostró además que los menores que crecían con perros tenían tasas más bajas de asma.

7- FORTALECEN LA UNIÓN FAMILIAR. 

El tener un animal en la casa genera cercanía entre todos los integrantes de la familia, puesto que una mascota siempre será un punto de interés y cambio de rutina.

¿Cuándo es bueno llevar una mascota a la casa?

Si bien el tener un animal tiene un sinfín de beneficios, es importante que a la hora de adoptar o comprar uno se tengan en cuenta las edades de los niños. Esto determinará si es el instante óptimo y también cuál es el más propicio para compartir en familia.

0 a 3 años: los pequeños son incapaces de responsabilizarse por el cuidado de cualquier animal, pero se les puede comenzar a enseñar. Aunque lo ideal es que las mascotas lleguen a la casa después de que los niños cumplan los 3 años.

4 años: el niño ya puede tomar la responsabilidad de pequeñas tareas, como darle la comida o limpiar el espacio de su mascota. Para esta etapa los peces y los hámsters son ideales, ya que requieren de pocos cuidados.

6 años: un perro o un gato son un excelente regalo en esta etapa, puesto que pueden hacerse cargo de gran parte de las tareas relacionadas con el cuidado de su mascota.

Un punto fundamental que los papás no deben olvidar a la hora de escoger, es que lo ideal es empezar con un animalito dócil y manejable, con el que el niño se pueda relacionar sin problemas, ya que existen ciertas especies que son más difíciles de domesticar o no son seguros para los más pequeños de la casa.

¿Qué considerar al momento de adoptar?

Medita muy bien la decisión de llevar una mascota a la casa: todo ser vivo requiere de espacio y cuidados. ¡No actúes de forma impulsiva!

Piensa en su tamaño: si no tienes espacio para un perrito y quieres una mascota, quizás es mejor alternativa apostar por un hámster.

Toma en cuenta lo que demanda su cuidado: considera la edad de tus hijos y quienés podrían dividirse las tareas, esto influirá en qué tipo de mascota es la idónea para la rutina de tu casa.

Debe existir un adulto responsable: sabemos que los niños entregan todo su cariño a sus animales, pero es importante que los padres también estén atentos a las necesidades de este nuevo integrante de la familia.

Tienen que haber recursos económicos para mantenerlo: al igual que las personas, las mascotas requieren de alimento, cuidados, visitas al veterinario y otras cosas. Revisa las finanzas familiares para ver si efectivamente es el momento de tener un animal en la casa.

TOP 5 MASCOTAS

1.PERROS

‘El mejor amigo del hombre’, y no es un título gratuito, ya que este animalito genera relaciones espontáneas de cariño y lealtad, siendo la mascota idónea para cuidar y tener una relación con los niños. Otros de los beneficios de adoptar un cachorro es que son muy sociales, fáciles de adiestrar y aprenden trucos con rapidez, lo que hace que los menores se motiven en su crianza y educación.

Nota: A la hora de escoger un perro es bueno que este sea grande, ya que las razas pequeñas suelen ser más débiles y huyen de los niños por temor a que les hagan daño o pueden tener una reacción violenta ante movimientos bruscos. Otro consejo es que este perro sea hembra, ya que son más pacientes y sociables que los machos.

2.GATOS

A diferencia de los perros, estos animales son más independientes, pero al contrario de lo que muchos pueden pensar también son cariñosos y buscan la compañía de sus dueños. Eso sí, no les gusta que invadan su espacio personal y pueden arañar a cualquiera si se sienten agredidos. Dentro de sus beneficios están el que no requieren de tantos cuidados y atenciones como los perros.

Nota: Si vas a adoptar un gatito se recomienda siempre elegir hembras, ya que son más dóciles y pasan más tiempo en la casa, a diferencia de los machos que les gusta ‘callejear’.

3.CONEJOS

Estos siempre han sido animales fáciles de adquirir -ferias de colegio, regalos de cumpleaños y tiendas de mascotas-, porque por lo general se reproducen de forma sencilla. Si bien son menos expresivos que los perros y los gatos, tienen la habilidad de generar un vínculo con sus dueños. Son cariñosos, les gusta que los acaricien y estar en los brazos de los niños con frecuencia. Uno de los beneficios es que requieren muy poco espacio y cuidados. Ojo: el animalito necesita salir a correr al aire libre al menos una vez al día.

4.PECES

Pocos cuidados y horas de entretención. Eso hace de los peces las mejores mascotas para los niños: son fáciles de cuidar, mantener y alimentar. Suma a tu hijo a la elección de esta mascota, ya que hay una gran variedad de colores, formas y tamaños. Eso sí, debes preparar a los niños para una eventual muerte de su mascota, porque la vida de estos animales es corta y su muerte puede afectar a los pequeños que no cuentan con las herramientas necesarias para lidiar con una pérdida. 

5.HÁMSTERS

De la familia de los roedores, estos animalitos mantendrán a tus hijos entretenidos por horas. Excelentes primeras mascotas, saben cómo relacionarse con las personas y pueden aprender algunos trucos. Los hámsters son juguetones e ingeniosos, por lo que los niños disfrutarán horas viendo cómo se divierten en sus jaulas llenas de juegos. Son fáciles de cuidar, alimentar y ocupan poco espacio.

Nota: Ten en cuenta que se reproducen con facilidad, por lo que si no quieres comenzar un criadero de estos ratoncitos, es mejor tener un solo animalito en vez de la pareja.