Inicio » Destacado 1 » Dermatitis atópica: todo lo que tienes que saber

Dermatitis atópica: todo lo que tienes que saber

Destacado 1

Pañal

La piel de tu guagua es delicada y sensible, por lo que si ves algunas irritaciones en esta podría ser que tenga dermatitis atópica, una enfermedad cutánea muy común en la infancia y que afecta, en general, entre el 10 y 20% de los niños. En un tercio de estos casos, esta patología desaparece durante la infancia, si bien en otros puede continuar hasta su adultez.

Este mal consiste en una inflamación benigna de la piel que causa sequedad e hinchazón acompañada de una intensa picazón y aún no hay una cura para esta afección; sin embargo, sus molestias pueden ser manejadas con un adecuado cuidado cutáneo. La razón de su existencia es desconocida, aunque se cree que es genética. No obstante, la investigación ha demostrado también que niños de países desarrollados que viven en zonas urbanas donde la intensidad de los contaminantes es mayor, así como los que habitan en climas fríos, tienen más probabilidad de experimentar este proceso, lo que indica una incidencia de factores externos.

La dermatitis atópica se presenta normalmente en dos fases: una libre de síntomas y otra aguda. Estas pueden repetirse en diferentes intervalos y con distintas intensidades y también variar de persona en persona.

En el caso de las guaguas, los síntomas pueden aparecer después de los 3 meses como una repentina erupción con inflamación y picor de la piel. En las fases de brote agudo, la zona infectada puede segregar líquido. La dermatitis atópica afecta habitualmente la cara de los más pequeños, particularmente las mejillas, aparte del cuero cabelludo, las rodillas y los codos.

Es poco común que los niños presenten piel atópica en la región de los pañales, puesto que es un área demasiado húmeda. Si se manifiesta ahí, se trata de una dermatitis del pañal y se puede confundir debido a que su aspecto es similar.