Inicio » Antes del embarazo » ¡Queremos cerrar la fábrica!

¡Queremos cerrar la fábrica!

Antes del embarazo

anticonceptivo

Para quien son padres, esta frase tiene un significado claro y es el de no querer tener más hijos. Sin embargo, al enfrentarse a este panorama surgen diversas alternativas que son necesarias analizar, sobre todo si se es un matrimonio joven o si creen que el día de mañana podrían arrepentirse.

Muchas parejas deciden -por diversos factores- no tener más hijos. Para lograr este objetivo, además de los métodos naturales, existen numerosas alternativas de métodos anticonceptivos en el mercado pero también hay soluciones un poco más radicales como lo son las operaciones de esterilización, que en la mujer reciben el nombre de ligadura de trompas o esterilización tubárica, y en el hombre de vasectomía.

Para el Dr. Iván Rojas, Jefe del Servicio de Obstetricia, Ginecología y Neonatología de Clínica Santa María, los métodos más efectivos para evitar futuros embarazos son, en primer lugar, el anticonceptivo subcutáneo, el que se instala en el antebrazo. Le sigue el dispositivo intrauterino cuya cubierta libera hormonas. Ésta es una versión más moderna que la tradicional “T” de cobre y en términos de anticoncepción posee un perfil de eficacia más elevado.

De igual manera, ambos son muy efectivos y tienen similar duración, la que fluctúa entre los 3 y 5 años. Estos dos métodos se asocian a ausencia de menstruación, durante todo el tiempo de uso, el cual es un beneficio agregado para muchas mujeres.

“No tiene ninguna contraindicación el no menstruar con estos métodos. No se genera endometrio, por lo que no hay tejido que eliminar. Y si la mujer decide sacar el dispositivo para embarazarse, el cuerpo reacciona de forma natural, sin importar cuánto tiempo se haya utilizado”, asegura el Dr. Rojas.

Con respecto a las operaciones de esterilización, a las que recurren en su mayoría parejas que han alcanzado el número de hijos deseados, el Dr. Iván Rojas explica que si bien hace algunos años eran consideradas irreversibles, en la actualidad la situación sí se puede reversar, pero es una cirugía compleja que no siempre resulta exitosa e incluso si lo es, no es posible garantizar un embarazo.

Adicional a estos métodos considerados como los más recomendados, existe también una alta efectividad en las siguientes alternativas:

El anticonceptivooral o “pastillas”, es uno de los métodos de planificación familiar más utilizado por las mujeres ya que tiene un alto porcentaje de efectividad en la prevención de embarazos no deseados.

El anillo vaginal mensual, que consiste en una argolla elaborada de material flexible que libera progesterona y estrógeno y que se inserta en la misma zona en la que se utilizan los tampones por lo que no se vi ni se siente.

El parche anticonceptivo semanal, que es similar un parche curita y debe ser pegado en la piel, para que libere estrógeno y progesterona hacia la circulación.

Siempre están disponibles los métodos naturales, siendo dentro de ellos el Método de Billings, el cual requiere de una instrucción en el reconocimiento de signos físicos en la mujer que advierten el tiempo de ovulación y por ende, de fertilidad.

El condón femeninoelaborado de poliuretano, que al igual que su versión masculina, viene lubricado. Posee 2 anillos en sus extremos y se sujeta rodeando el cuello del útero y quedando abierto hacia los genitales externos.

La inyección subcutáneaque puede ser auto administrada ya que consiste en pinchar con una pequeña aguja, el abdomen o muslo, y al hacerlo, se libera progesterona. Este método debe realizarse cada 90 días.