Inicio » Embarazo » Más temas sobre embarazo » ¿Qué costos debo considerar al tener un hijo?

¿Qué costos debo considerar al tener un hijo?

Destacado 1

costos-embarazo-mamaybebe-cl

La llegada de un nuevo integrante a la familia es una montaña rusa de emociones, pero también hay que pensar que conlleva una serie de gastos que hay que tener en cuenta: pañales, controles prenatales y pediátricos, coches, juguetes y sillas para el auto… Y para qué hablar de todas las tentaciones que ofrece el mercado y de las que no nos podemos aguantar.

¡Está muy caro el kilo de guagua! Una frase que todos hemos escuchado más de una vez, y que si no estamos metidos en ese mundo, no logramos entender a cabalidad. Para que a nivel familiar puedas realizar una planificación, te invitamos a leer los siguientes consejos que te orientarán para enfrentar estos gastos de la mejor manera.

Pre Natal

Si se está considerando un embarazo, lo primero que se debe hacer en términos de trámites es conocer en detalle el plan de salud de la mujer, quien hace extensivo sus beneficios a la guagua. Lo fundamental es confirmar si este cubre maternidad, ya que existen planes en el que su cobertura es reducida, los que en caso de gestación solo incluyen el 25% de los costos del parto, tanto para la mamá como para el hijo.

En caso de que la gestación ya esté confirmada, no se podrán hacer cambios en el plan de la Isapre, con excepción de que la renta imponible sea mayor a la cotización pactada en el plan anterior. Si se quiere cambiar de plan de salud, hay que tener en cuenta que este se hace efectivo al mes subsiguiente de la modificación. Si durante ese período la mujer se embaraza, la Isapre cubrirá solo un porcentaje del parto.

Además es fundamental que el plan de salud tenga convenio con la clínica en la que nacerá la guagua o en la que trabaja tu médico tratante, pues esto reducirá los costos del parto, los que en muchos casos logran cubrir hasta el 90%. Lo mismo ocurre para los exámenes médicos y las ecografías, que si son tomados en centros médicos con convenio, saldrán más baratos y en algunos casos, sin costo.

El bebé se ingresa como nonato al séptimo mes de gestación y así estará vigente la carga en el momento del nacimiento. Al inscribirlo, la cotización pactada sufrirá un alza, pues los niños hasta los 2 años tienen un factor de riesgo muy alto. Si la madre es la cotizante y su empleador es privado, ese incremento no recaerá en el bolsillo de la familia durante todo el período de pre y post natal, pues será el estado quien la subvencionará. Si la mamá tiene un empleador público, es independiente o está de carga, esa alza la paga el cotizante. Cuando culmine el post natal se puede hacer un plan compensado con el papá, o un familiar, si es que existen más hijos.

Cunas

El mercado te ofrece una variedad de alternativas a la hora de preparar la pieza de la guagua. Es posible encontrar todo tipo de cunas, de los más diversos tamaños, formas y colores. El primer modelo que usará el recién nacido será una tipo moisés, ya que son ideales para tener en el dormitorio de los papás. En ellas lo podrás tener hasta más o menos los 6 meses.

Otra opción son las cunas corrales o más conocidas como Pack & Play. Estas tienen la ventaja de ser livianas y muy fáciles de desarmar y transportar. Algunos diseños hasta traen incluidos accesorios como móviles o mudadores integrados.

Unas cunas que nunca pasan de moda son las de madera, que además de ser combinables con distintos estilos, pueden ser utilizadas por todos tus hijos, puesto que son muy duraderas. Si la guardas durante un tiempo y quieres hacerle un refresh porque ya te aburrió el color, la solución es fácil, puesto que existen pinturas en spray que son especiales para pintar cunas, ya que no son tóxicos para las guaguas. Dependiendo de su tamaño, los menores las pueden ocupar hasta los 25 kilos.

¡Atención! Se convierte en una atractiva opción conseguir una cuna de segunda mano, que en muchas ocasiones tienen poco uso y el precio llega incluso a un cuarto del original.

Coches y sillas de auto

En cuanto a los coches, tienes que pensar en cuál se adapta mejor a tus requerimientos, puesto que existen de paseo, paraguas (que se caracterizan por ser livianos y fáciles de usar), outdoor, que permiten a los padres practicar deportes, y otros que incluyen la silla de seguridad para el auto.

Todos tenemos claro que la seguridad de los niños es algo que no se puede transar, por lo que es fundamental que cada vez que viajen en auto, lo hagan en sillas de seguridad adecuadas para su edad y tamaño, recordando que por ley es obligatorio que todos los menores de 4 años las utilicen y que hasta los 8 vayan en el asiento trasero.

Hasta los nueve kilos, las guaguas deben ir situadas al contrario de la dirección del auto; a partir de los 10 kilos, pueden ir mirando hacia adelante aunque se recomienda que esto no sea antes del año de edad.

También existen las sillas que cubren las necesidades de los infantes por un amplio rango de tiempo, desde los 0 hasta los 18 kilos, lo que equivale aproximadamente los 4 años. Estas, si bien son más caras, significan un ahorro pues solo hay que comprar una durante todo el período.

Los especialistas son enfáticos en aconsejar que estas sillas de seguridad no deben ser adquiridas de segunda mano o heredadas del hermano o primo mayor, pues tienen fecha de vencimiento y pierden efectividad con el tiempo. Asimismo, aconsejan cambiarla en caso de que haya participado en algún accidente.

Pañales, pañales y más pañales

Hay compras que no se pueden evitar, y una de ellas es la de los pañales. Esto representa un gasto enorme, sobre todo cuando son recién nacidos. A medida que van creciendo van usando menos por día, pero aun así es un gasto considerable. Para solventarlo, una sugerencia es pedir paquetes de regalo durante el embarazo, especialmente en el baby shower o para cuando te vayan a ver a la clínica. Es ideal acumular tallas un poco más grandes, pues son las más empleadas.

Asimismo puedes aprovechar las promociones de farmacias y supermercados, y recurrir a las liquidadoras de pañales que por grandes compras les ofrecen descuentos a sus clientes. Para esto último puedes reunirte con otras mamás y comprar un gran volumen en conjunto.

Baby shower, una gran idea

Si la familia o amigos están planificando una celebración por la pronta llegada de tu hijo, es hora de ser un participante activo de este gran evento. Te recomendamos hacer una lista de las cosas que va a necesitar tu guagua y que aún no has comprado, y así invitar a que todos se comprometan con un obsequio útil y necesario.

No hay que temer a pedir colaboración, sin duda los familiares y amigos serán los más felices de regalarle al recién nacido algo que necesites y que te hará completamente feliz.