Inicio » 0-24 meses » Presume un pelo saludable antes, durante y después del embarazo

Presume un pelo saludable antes, durante y después del embarazo

0-24 meses

Presume un pelo saludable antes, durante y después del embarazo

Como asesora de imagen he podido ver que un buen corte de pelo, color acertado y aspecto saludable hacen maravillas…después de todo, el cabello es el marco de la cara.

Por Camila Serrano, Diseñadora, Asesora de Imagen & Personal Shopper

Instagram: @cs_imagen – www.camilaserrano.com

El pelo es un aspecto que incide fuertemente en nuestra sensación de belleza y estado de ánimo. Cuando luce saludable, con un buen corte y color, sube la autoestima y viceversa. Así, cuando estamos tristes, sin energía o estresadas, nuestro pelo se ve directamente afectado, se pone opaco, se reseca, se siente “sin vida”. Existe una relación directa entre estado de ánimo-aspecto. Por eso, muchas mujeres cortamos el cabello cuando sufrimos un quiebre en nuestras vidas o una desilusión amorosa. Es una forma de liberar esas energías y renovarse, cambiar de piel.

No son pocas las variables que se deben manejar para llegar al punto de equilibrio que nos permita tener un pelo saludable cuyo aspecto total nos haga sentir cómodas y satisfechas. A continuación, te doy varios consejos para la buena salud y belleza de tu cabello.

La magia del cepillado a la antigua usanza.

Es un hábito de tiempos de antaño, pero cuya efectividad sigue vigente. Así lo aseguran los expertos, quienes recomiendan cepillar el cabello todas las noches, dando entre 10 y 20 pasadas dependiendo el grosor del pelo. Este cepillado exfolia el cuero cabelludo, elimina resto de productos, promueve su crecimiento, estimula la circulación sanguínea e incrementa el brillo. Definitivamente sobran razones para intentarlo.

Otro excelente tip es escobillar el pelo antes de lavarlo, para que así penetren mejor los productos.

La temperatura perfecta

Es esencial que al lavar tu cabello el agua no esté ni muy caliente, ya que lo daña, ni muy fría, porque que no disuelve las grasas. El mejor consejo de belleza es echar un chorro final de agua helada para cerrar la cutícula y estimular la circulación sanguínea ¡Brillo asegurado!

¡Sécalo al natural!

Lo mejor es secar tu pelo al natural, ya que le evitas la gran deshidratación que provocan los secadores. Si no puedes eliminarle la humedad al aire libre, intenta hacerlo con un secador profesional. Es mejor un modelo que lo seque rápido, pues así se disminuye el tiempo de exposición al calor y, por lo tanto, el daño.

¿Caída de cabello?

La mejor forma de combatirla es a través de la alimentación. Aumenta el consumo de alimentos que contengan vitaminas del grupo B, (soja, avena, levadura de cerveza, pollo y palta), Omega 3 (pescado y nueces), vitaminas A y C (frutas y hortalizas), y minerales como calcio, hierro y yodo (maní, garbanzos y espinacas), que son excelentes reconstituyentes capilares.

Después del parto

Muchas mujeres sufren un aumento considerable en la caída del cabello luego de dar a luz, se trata de algo completamente normal, ya que durante el embarazo el cuerpo experimenta grandes cambios y el pelo no queda fuera.

Es normal que entre el primer y cuarto mes tras haber nacido tu hijo experimentes una caída masiva de todo el pelo que no se perdió durante el embarazo. Es esencial desmentir la creencia de que esto se produce por la lactancia, que nada tiene que ver con la caída. ¡Pero no te preocupes! Con estos hábitos y consejos verás cómo tu pelo estará cada vez más saludable.