Inicio » Embarazo » Más temas sobre embarazo » Pesadillas durante el embarazo

Pesadillas durante el embarazo

Embarazo

pesadillas-embarazo-mamaybebe-cl

Si estás embarazada de seguro has tenido pesadillas. Y pareciera ser que no importa el trimestre en el que te encuentres, persisten con situaciones angustiantes referentes al nacimiento, parto e incluso de la crianza. Para que sepas cómo disminuir su recurrencia, te invitamos a leer este artículo.

Los cambios hormonales y emocionales que experimenta la mujer durante el período de gestación muchas veces producen una consecuencia menos conocida a los ya tradicionales trastornos del ánimo y de la sensibilidad. También ocurren modificaciones a nivel inconsciente, las que se manifiestan precisamente cuando la mujer necesita descansar: en los sueños.

Éstos tienden a tener connotaciones dramáticas que se relacionan con la pérdida del feto, problemas en el parto, malformaciones, enfermedades e incluso accidentes de niños más grandes, en los que se proyecta a esa guagua que está en el vientre materno.

Tener pesadillas, por ende, es algo común entre las embarazadas y responde a inquietudes que se experimentan producto del proceso que se está viviendo, y muchas veces se relacionan a la inexperiencia de esa futura madre. Las mamás con más experiencia tienden a padecerlas menos que aquellas primerizas.

Para sobrellevar este período de desorden del sueño, es fundamental mantener una buena comunicación con todos los actores del embarazo: pareja, familia, amigos y con tu obstetra, pues será él quien podrá explicarte con más detalles los procesos físicos que están viviendo tanto tú como tu hijo, mientras que el resto te ayudará a sentirte segura y confiada de que no representan nada más que un mal rato.

Es fundamental entonces saber que tener sueños extraños o pesadillas durante el embarazo es algo frecuente, que no implica ningún problema ni contigo misma ni con el bebé. No son premoniciones ni hay que considerarlas como tal, pues aumentan la angustia y la ansiedad.

Según los expertos, el tercer trimestre de embarazo es el período en donde se hacen más recurrentes este tipo de sueños, debido a que se acerca la fecha del parto y el deseo de que la guagua nazca sana y salga todo sin complicaciones. Es otra forma de defensa, que busca proteger a la madre ante la posibilidad de que algo malo suceda.

Si con la llegada del recién nacido sigues desconfiando de tus capacidades como mamá, debes saber que es un sentimiento muy habitual en las embarazadas y que pasará con el correr de los días. Esta inseguridad podría llevar nuevamente a tener pesadillas, pero de ser persistentes, se recomienda recurrir a un especialista que te ayude a reducir la ansiedad y temores propios del proceso de ser madre.

Algunos consejos que te permitirán descansar mejor:

– Duerme apoyada sobre el lado izquierdo, puesto que mejora el flujo de sangre entre el corazón, el bebé, el útero y los riñones.

– Conéctate con tu hijo, así estarás más tranquila y relajada. Háblale, ponle música y genera momentos únicos entre los 2.

– Procura asistir a todos los controles requeridos, ya que te ayudará a saber que todo está en orden y en caso de algún problema, estarás a tiempo de tomar las medidas necesarias.

– Beber una taza de leche tibia puede ayudarte a conciliar el sueño.

– Evita tomar bebidas con cafeína que podrían desvelarte.

– En las noches, come ligero, así evitarás la pesadez estomacal o la acidez.

– Técnicas de respiración te permitirán un mejor descanso.

– Los medicamentos para dormir no son recomendados. Si requieres algún fármaco, es fundamental que sea recetado por tu médico.

– Si finalmente en las noches no duermes lo suficiente, permítete siestas durante el día y así repondrás energías.