Inicio » Kids » ¡Ojo con lo que publicas de tus hijos!

¡Ojo con lo que publicas de tus hijos!

Kids

Using tablet

Mucho se habla de los riesgos a los que se exponen los niños que tienen acceso a la tecnología pero, ¿te has preguntado si como papás están cuidando la privacidad de sus hijos e incluso si están entregando información que podría ponerlos en riesgo? Si eres un fanático de Internet y tu día a día pasa por tu teléfono, te invitamos a leer el siguiente artículo.

Muchos padres aman publicar cada una de las gracias de sus hijos en las redes sociales, pues es una forma de mantenerse vinculado con aquellos seres queridos que están más lejos o de llevar un registro a prueba de robos de los momentos más importantes que van viviendo los niños. Así es como podemos encontrarnos con primeros días de clases, cambios de casa, paseos en el auto nuevo o idas a la casa de la playa. ¿Te das cuenta cuánta información estás entregando?

Para conocer más con respecto al correcto uso de la tecnología y sus principales consecuencias en los menores, recurrimos a la Psicóloga Infanto Juvenil y Magíster en Psicología Clínica, Varinia Signorelli.

Para la profesional, el principal error que comenten los padres es el entregar demasiada información personal, de las actividades diarias y de las rutinas que llevan a cabo con sus hijos, lo que puede representar un riesgo si las redes sociales utilizadas no cuentan con las condiciones de privacidad óptimas para asegurar que el contenido no está disponible para cualquier persona que circule en la web.

“Al momento de publicar, ya sea una imagen o un texto, es fundamental preguntarse, ¿importa si alguien que no conozco lo lee? De no representar un riesgo entonces adelante, de lo contrario, mejor abstenerse”, afirma la profesional.

Además de lo anterior, no hay que olvidar que la generación de nuestros hijos nació bajo un lente y conectados a Internet, sin opción de decidir qué momentos exponer y cuáles reservar. Entonces, otra pregunta que se sugiere formularse a nivel familiar es, ¿querrá ese niño tener toda su vida registrada?

Actividades o acontecimientos que para los padres pueden resultar graciosos podrían ser realmente vergonzosos para nuestros hijos, y el hecho de que sin que ellos lo sepan sean de conocimiento público (familiares o amigos), los deja en una situación de vulnerabilidad cuyas consecuencias pueden ser inseguridades propias de una edad en la que están en pleno autoconocimiento.

¡Espérame! Estoy mandando un mail

Otro tema a considerar es cuán disponible se está para la familia. El uso de tecnología requiere una inversión de tiempo que muchas veces no se mide pues reporta entretención, pero de seguro si la cronometraras, te sorprenderías. ¿Cuál es el problema de esto? La desconexión.

“Las redes sociales nos acercan a quienes tenemos lejos y nos alejan de quienes están cerca. El riesgo es la desconexión emocional hacia nuestros hijos y finalmente que no observemos sus necesidades”, afirma la Psicóloga Infanto Juvenil, Varinia Signorelli.

La solución a los problemas relacionados con el uso de las redes sociales y la adicción a la tecnología debe ser conversada a nivel familiar y requiere solamente de un acuerdo común, que se respete y valore como tal.

“Lo ideal es que se instauren instantes sagrados de desconexión, en los cuales ningún miembro tenga permitido “teclear”, utilizar el teléfono o interactuar con cualquier dispositivo que lo saque del ambiente de camaradería y comunicación. Es el momento de compartir en familia. También pueden establecerse rutinas en cuanto al uso de las redes sociales, para que se accedan a ellas de forma controlada. Acá debe existir un compromiso de todos los miembros, no solo los niños”, afirma la experta.

¿Puedo crearme un perfil?

A medida que los hijos comienzan a crecer, buscarán pertenecer a su entorno utilizando todas las plataformas de moda, más aún si sus padres son asiduos a ellas. ¿Cómo poner los límites?

Para Varinia Signorelli, directora del blog www.terapiainfantil.cl, la edad de iniciación es un factor muy importante a considerar.

“Las redes sociales tienen una normativa clara, generalmente antes de los 14 años no podrán crearse un perfil sin falsear su fecha de nacimiento. Se supone que un niño a esa edad es capaz de distinguir muchas cosas y que podría usarlas de manera adecuada. Sin embargo, como todos los menores son distintos, es importante que nos preguntemos qué beneficio puede traerle a mi hijo en este momento y si está preparado para sortear las dificultades que podría encontrar”, asegura la profesional.

Como es parte de la vida actual y probablemente en algún instante de la vida, todo niño tendrá sus perfiles en la redes de moda, el acompañarlo en el proceso de inserción al mundo tecnológico se vuelve fundamental. “Suele decirse que debemos supervisar, pero hacerlo implica observar desde lejos cómo ellos hacen algo solos, o revisar después. Acá, en términos de redes sociales es importante que se transparenten las prácticas y las usemos juntos, así los niños aprenden del comportamiento de los adultos y nosotros podemos guiar la conducta de nuestros hijos en un primer momento”, declara Varinia Signorelli.

La inexperiencia de los menores puede llevarlos a cometer errores para los cuales no estarán preparados como lo son el escribir o exponer situaciones de las que pueden arrepentirse. “La emoción de la conectividad los lleva a ser impulsivos, y esto se puede reflejar en el no dimensionar el alcance de las redes o la imposibilidad de borrar lo expuesto, y por otro lado, mantener en su red de amigos gente que no conocen en la vida real, exponiéndose a estar en contacto con personas mal intencionadas”.

Aprende más de tus hijos y cómo ponerle límites. Acá podrás encontrar más artículos.