Inicio » Destacado 1 » Omega 3, un aliado imprescindible

Omega 3, un aliado imprescindible

Destacado 1

omega3-beneficios-mamaybebe-cl

Durante el último quinquenio mucho se ha oído hablar de estos ácidos grasos, pero, ¿qué tan necesarios son?, ¿cuáles son sus beneficios?, ¿los niños también deben consumirlos? Esas y otras interrogantes quedan dilucidadas en las siguientes líneas.

Una dieta correctamente equilibrada debe contener hidratos de carbono, proteínas, sales minerales, vitaminas y lípidos. Dentro de este último elemento encontramos el denominado omega 3. Estos ácidos grasos son poliinsaturados, de manera que pertenecen al grupo de lípidos saludables, es decir, aportan beneficios y permiten el normal funcionamiento de diferentes procesos fisiológicos. Además, tienen la particularidad de ser esenciales, ello implica que no son susceptibles de ser sintetizados de manera natural por el cuerpo, por ello es necesario incorporarlos dentro de la alimentación habitual. Tal como señala Evelyn Flores, nutricionista de Clínica Universidad de Los Andes, “el cuerpo humano no puede elaborar omega 3 a partir de otras sustancias, por lo tanto, se debe ingerir por medio de la dieta, ya que son necesarios para que se desarrollen correctamente funciones básicas del organismo como el metabolismo lipídico, la coagulación y presión sanguíneas o la regulación de los procesos inflamatorios”.

Se ha comprobado científicamente que el hecho de consumir omega 3 reporta significativos beneficios en el corto y largo plazo, tanto en la población adulta como en la infantil. “La evidencia es consistente en demostrar que los ácidos grasos omega 3 reducen la mortalidad y eventos de enfermedad al corazón, especialmente en individuos con falla cardiaca congestiva, infarto al miocardio, diabetes, y en aquellos pacientes que no están tratados de una forma óptima para su enfermedad cardiaca coronaria”, señala la profesional.

En el caso de los niños, la ingesta de omega 3 se inicia en la etapa intrauterina. Durante el embarazo, la madre debiese ingerir al menos 250 milígramos de este al día, así estará contribuyendo a la formación de las retinas y al buen desarrollo del sistema nervioso central y cerebral de la guagua. Una vez que el menor nace, este continúa consumiéndolo a través de la leche materna.

Ya en la etapa preescolar, los niños obtienen ácidos grasos de fuentes sólidas como los pescados y nueces. Se recomienda ingerir pescados al menos dos veces por semana, de esa manera se garantiza la dosis necesaria para permitir el desarrollo adecuado del tejido neuronal y visual. Al mismo tiempo, estos ácidos poliinsaturados contribuyen al mejoramiento del trastorno de déficit atencional.

¿Puede un niño consumir suplementos de omega 3? Los menores solo deberían tomar estos complementos en caso de que no consuman pescado o lo hagan en cantidades inferiores a las recomendadas. Sin embargo, aquellos que presenten alergia al pescado, no deben ingerirlos, sino que deberán obtenerlo a partir de otras fuentes no animales como las nueces.

Alimentos ricos en omega 3

– Las principales fuentes son los pescados azules como el atún, salmón, sardina y anchoa.

– Los aceites de canola, linaza y soja son también abundantes en ácidos grasos.

– Alimentos fortificados con este nutriente como el huevo, el pan y la leche.

Fundamental durante el embarazo

Una dieta equilibrada y nutritiva debe contemplar la inclusión de alimentos ricos en omega 3. Tal alimentación no solo proporcionará a la guagua la energía necesaria para el buen desarrollo físico y mental, sino que permitirá el mantenimiento de la buena salud y bienestar durante el embarazo. De esta manera, el consumo habitual de al menos 250 milígramos de este nutriente al día permite:

– Reducir las posibilidades de desarrollar preeclampsia.

– Disminuye el riesgo de sufrir depresión post parto.

– Minimiza la probabilidad de tener un parto prematuro.