Inicio » Embarazo » Más temas sobre embarazo » Volver a la normalidad después del embarazo

Volver a la normalidad después del embarazo

Embarazo

Volver a la normalidad después del embarazo

Entre 6 semanas y 9 meses tardará tu cuerpo en lucir como lo hacía antes del embarazo. Por eso, te invitamos a cuidarte y tener paciencia.

Desde que supiste la noticia de que serías madre, tu organismo ya había comenzado con grandes cambios para albergar de la mejor manera a tu hijo durante los 9 meses de gestación. Las hormonas se revolucionan, subes de peso, la panza va creciendo y definitivamente frente al espejo ya no luces como antes. Si bien la felicidad del embarazo sopesa ampliamente el cambio físico, una vez que das a luz rápidamente quieres retomar tu talle.

La subida y brusca bajada de peso inmediatamente después del parto es lo más notorio por los que pasa tu cuerpo. Luego hay una serie de aspectos que van volviendo a la normalidad en los siguientes días, semanas y meses tras el nacimiento.

Si bien en las primeras semanas podrás sentirte más débil y un tanto vulnerable, estar con una pequeña anemia; también puedes presentar sangrado y el útero puede continuar con contracciones. Durante este tiempo, tómatelo con calma, no trates de retomar tu vida social o tus actividades al pie de la letra. Debes tener paciencia pues cada una tiene su ritmo; no te exijas más de la cuenta, ya que solo conseguirás alargar la recuperación. Ten esto presente si quieres hacer ejercicio, tinturar el pelo y retomar tu vida sexual.

Vida íntima

Retomar las relaciones sexuales para algunas parejas se transforma en un tema no menor. Muchas mujeres no saben cuándo es el momento más adecuado, y te preguntarás si tu cuerpo estará preparado, el deseo sexual puede estar disminuido y quizás no te sientas cómoda con tu apariencia.

Se aconseja esperar alrededor de 6 semanas antes de volver a incursionar en este ámbito, especialmente para que se recupere la parte interna del útero donde ha estado la placenta. La bajada de estrógenos que se produce tras el parto y durante la lactancia puede disminuir la lubricación vaginal, lo que puede hacer que sientas ciertas molestias durante el coito. Todo aquello es normal y desaparecerá cuando regrese la menstruación o dejes de amamantar al bebé.

La reaparición de la regla variará de mujer a mujer, puesto que si estás amamantando exclusivamente, esta puede tardar alrededor de 16 semanas, mientras que las mujeres que no lo hacen, suelen tener la primera regla entre la séptima y novena semana tras el parto.

Anticonceptivos

No te confíes si tu regla no ha llegado, la actividad de los ovarios se puede reiniciar en cualquier momento, incluso durante la lactancia, por eso es esencial utilizar un método anticonceptivo. Sin duda tu ginecólogo te aconsejará cuál es el más recomendado para ti.

El uso de preservativos es aconsejado desde el primer instante. Si el parto fue normal, el dispositivo intrauterino se puede colocar a partir de las cuatro semanas aproximadamente. Ahora bien, si tuviste una cesárea es conveniente esperar algunos meses. Por su parte, el diafragma lo puedes usar a contar de la sexta semana tras el nacimiento. No se recomienda tomar anticonceptivos con estrógenos, si estás amamantando, hasta que la guagua cumpla los 6 meses. Si tu hijo no toma leche materna, puedes utilizar los anticonceptivos pasadas 6 semanas después del parto.

Abdominales ¡ya!

Para retomar tu rutina de ejercicios no hay normas establecidas, todo dependerá del ánimo que tengas y cómo vaya recuperándose tu cuerpo tras haber dado a luz. Ideal es que tu doctor compruebe que ya estás en condiciones de empezar con la actividad física. Esto no solo te hará sentir bien, sino que te ayudará a recobrar tu figura y así dejar atrás la ropa maternal, recuperando tu clóset en un par de meses.

Eso sí, te recomendamos no levantar peso antes de las 3 semanas después del parto y no subir y bajar escaleras rápidamente, puesto que puede empeorar tu tono muscular y recuperación. Es conveniente que la cicatriz esté bien cerrada, si tu parto fue cesárea, antes de comenzar a moverte.

Por lo general, a partir de las 6 semanas puedes hacer abdominales y ejercicios de mantención, y a partir de los 2 meses ya podrás realizar natación, bicicleta o tenis. Desde los 3 meses se aconseja inscribirse en el gimnasio para hacer ejercicios una o dos veces por semana y realizarlo preferentemente después de amamantar.

Mi piel y pelo: un desastre

Es habitual que pierdas cabello durante la lactancia o que este luzca sin brillo, esto se debe a los cambios hormonales por los que está pasando tu organismo. Por eso lo mejor es esperar que pasen los 3 primeros meses post parto y tener una alimentación adecuada, seguro su volumen y aspecto volverán a la normalidad. La pérdida de nutrientes provoca que la piel se reseque, las uñas se vuelvan frágiles y estés más propensa a las caries.

Si lo que quieres es tinturar el pelo, hazlo sin problema, pues eso no afecta la lactancia; ahora si lo que tienes en mente es un tratamiento más agresivo, es mejor esperar un par de meses.

No te olvides de tu piel. Usa a diario cremas reafirmantes y de hidratación. Verás que ayudarán a poner tu cutis terso y lucir como estaba antes del embarazo, especialmente en el abdomen.