Inicio » Kids » Neurofeedback: El tratamiento que optimiza el funcionamiento cerebral

Neurofeedback: El tratamiento que optimiza el funcionamiento cerebral

Kids

Reconocida por la Asociación Americana de Pediatría y la American Psychological Association (APA) como una terapia efectiva para el Trastorno de Déficit Atencional (TDA), esta revolucionaria técnica -en boga en países como Estados Unidos, Alemania, Holanda, España y México- llegó a Chile para mejorar el rendimiento neuronal de niños y adultos.  

La escena se repite con frecuencia… Dejas a tu hijo de 10 años haciendo solo su guía de matemáticas y, cuando vuelves, las hojas continúan en blanco… El factor distractor esta vez fue una mosca que osó volar sobre el escritorio infantil… ¿Qué harías si pudieras mejorar su capacidad de concentración con un método no invasivo y sin efectos secundarios, que utiliza un software para evaluar su rendimiento neuronal, entrenarlo y sacarle su máximo potencial? Hoy esto es posible gracias a la técnica de Neurofeedback. Para conocer más de este tema y sus principales alcances, entrevistamos a Alejandra Escandón, neuropsicóloga y directora del centro Andes Neurofeedback y única especialista chilena que cuenta con la licencia BCN (Board Certified in Neurofeedback) en Sudamérica.

¿En qué consiste el Neurofeedback?  

El Neurofeedback es un método no invasivo que permite, por un lado, registrar la actividad eléctrica cerebral en tiempo real y paralelamente modularla para promover patrones óptimos de funcionamiento neuronal.

Para ello se ponen electrodos en el cuero cabelludo del paciente, con objeto de medir dicha actividad. De esta forma, él visualiza la sesión como un juego o estímulos visuales entretenidos que capturan su atención y son fáciles de comprender y poco a poco su cerebro aprende a autorregularse.

¿A partir de qué edad se puede utilizar esta técnica y en qué tipo de tratamientos ha resultado más eficaz?

El Neurofeedback puede ser usado a partir de los 5 años y en niños y adolescentes hemos tenido excelentes resultados en tratamientos de Trastorno de Déficit Atencional y en casos de trastornos del ánimo, porque ayudamos a estos pacientes a ordenarse y planificarse y con ello mejoran su autoestima y se autorregulan emocional y cognitivamente.

¿Cuáles son los principales beneficios de esta terapia?

Los niños pueden optimizar sus habilidades para concentrarse, mejorando los niveles de atención sostenida (tiempo que el niño puede estar focalizado en una actividad determinada) y selectiva. También tienen un mayor desempeño cognitivo y emocional; mejoran su autoestima y sus funciones ejecutivas, es decir, la atención, memoria, organización, planificación y estrategia; y aprenden a regular el sueño, manejar la irritabilidad y controlar la ansiedad.

El tratamiento en pasos

En la primera cita, la neuroterapeuta realiza una entrevista clínica y un mapeo cerebral del niño. Este último examen es un electroencefalograma cuantitativo, que representa un análisis computarizado de la actividad cerebral del paciente, que luego se digitaliza y adapta en datos estadísticamente normalizados, que permiten construir mapas tridimensionales del cerebro de este y hacer comparaciones con bases de datos de otros niños de igual género y edad. Esta información se complementa con la aplicación de test psicológicos.

En la segunda cita, la directora del centro Andes Neurofeedback explica a los padres del niño los resultados de los exámenes e indica el tratamiento a seguir, que en el caso de un paciente con trastorno de déficit atencional se proyecta en 15 sesiones.

Las primeras cuatro sesiones son intensivas, con el propósito de condicionar el cerebro del niño para que aprenda rápido.

Luego, las siguientes 6 sesiones se desarrollan una vez a la semana y a partir de la décima se espacian hasta llegar a la sesión 14, donde se vuelve a realizar un mapeo cerebral para determinar la evolución del paciente, diagnóstico que se entrega en la sesión número 15, donde se programan futuras sesiones de control.

Nota: Neurofeedback es una terapia complementaria y no excluyente de intervenciones farmacológicas.