Inicio » 2-3 años » Leches vegetales

Leches vegetales

2-3 años

leche

Quizás has oído de las leches vegetales y piensas que son sólo para vegetarianos o veganos. O tu hijo tiene una alergia alimentaria y estás buscando nuevas alternativas. O simplemente quieres dejar la leche de vaca. Este artículo te dará a conocer esta alternativa que además de saludable es muy rica.

Nos parece cada vez más común escuchar hoy a personas que sufren intolerancia a la lactosa o una alergia alimentaria que no las deja consumir leche de vaca, y es ahí cuando surgen las alternativas, dentro de las cuales está la corriente vegetal, cuyos beneficios son variados y cada vez más buscados por el consumidor chileno.

Estos lácteos, elaborados a partir de semillas, frutos secos, derivados de legumbres y/o cereales, reportan variados efectos benéficos para la salud ya que no sólo son nutritivos, sino que también tienen un bajo aporte en grasas y calorías, y son de fácil digestión. Además, aportan vitaminas, aminoácidos y minerales que permiten mejoran el sistema circulatorio y nervioso.

Para Carolina Pye, nutricionista de la Universidad de Chile y docente de la Universidad Mayor, las ventajas de la leche vegetal es su menor aporte de grasas totales, grasas saturadas y de colesterol. Sin embargo, advierte que estos productos “no aportan lactosa, la que es beneficiosa para la flora comensal del intestino”.

Dentro de las leches vegetales más conocidas, están la de almendras, soya, arroz, avellanas y avena. Y, al igual que la leche de vaca, se les puede agregar cacao o café, así como también azúcar y endulzantes. Incluso, se pueden utilizar para cocinar.

La leche de almendras, por ejemplo, es rica en vitaminas A, D y E, calcio, fósforo, potasio, ácidos grasos, omega 6 y fibra. Además, tiene un efecto alcalino en el cuerpo que ayuda a regular los niveles de colesterol, mejora la absorción de los azúcares y grasas, la calidad de los dientes, del cabello, de las uñas y la piel.

Y si bien es recomendada para los niños por su fácil digestión, es necesario consultar con el pediatra, para que sea él quien oriente a los padres sobre cuál es la mejor manera de incluir estos nuevos productos en la dieta del menor, especialmente si son guaguas.

¿Cómo prepararlas?

Estas leches son de fácil preparación y por lo general siguen la siguiente lógica. La que utiliza como producto principal a los frutos secos sólo requiere que estos se remojen en promedio por 1 hora y media, para luego ser licuados y filtrados, mientras que los elaborados a partir de arroz o legumbres, requieren además del remojo, de un tiempo de cocción.

En internet existe un sinfín de recetas de este tipo de leches, incluso videos tutoriales en youtube, pero si de descomplicarse se trata, existe en Chile una máquina que hace todo el trabajo. Se llama MioMat (www.miobio.cl) y la trae a Chile la microempresaria Alica Rehakova, quien siendo vegetariana vio que en nuestro país no existía un producto que ayudara a satisfacer la demanda de quienes quieren optar por esta alternativa.

MioMat puede preparar leches y cremas vegetales, de manera rápida, higiénica y en tiempo récord, pues demora entre 10 y 30 minutos, dependiendo de las semillas utilizadas.

Alica, proveniente de Eslovaquia, es vegetariana y desde hace 4 años dejó de tomar leche de vaca, optando exclusivamente por la alternativa natural de este producto: las vegetales.

Los beneficios de preparar la leche en casa son varios, “es una leche fresca, que dura 3 días en el refrigerador y es mucho más económica, ya que con 1 kilo de semillas, se pueden obtener entre 15 y 20 litros de leche”, afirma la microempresaria.

La MioMat, que es una pequeña máquina similar a un hervidor, es eléctrica y de acero inoxidable. Trae un medidor que se utiliza para verter las semillas en su interior y permite crear tus propias mezclas ya que “se puede hacer perfectamente una leche con media medida de soya y media de sésamo. La primera aporta las proteínas mientras que la segunda, un alto contenido de calcio”, afirma Alica.

Y si bien, de acuerdo a información entregada por la nutricionista Carolina Pye, este tipo de productos no alcanza a aportar los niveles de calcio que tiene la leche de vaca, sí tiene otro plus que es el de aprovechar los diversos nutrientes de cada una de las semillas con las cuales se pueden obtener las leches vegetales, que cada vez tienen más fanáticos.

Leche fresca a domicilio

Si no te gusta cocinar, existe una solución. Costa Natura (www.lechedealmendras.cl) es una empresa que comercializa batidos y leche de almendras a domicilio en algunos sectores de Santiago y en Viña del Mar.

Carlos Almeida, su dueño, afirma que su producto “es un alimento con un PH neutro, que posee un gran equilibrio entre calcio y magnesio, que reduce el colesterol y que además favorece la absorción de carbohidratos”.

Agrega que “la leche de almendras es libre de hormonas, antibióticos, aditivos sintéticos, lactosa, caseína, opiáceos y narcóticos que están presentes en la leche de vaca”.

Una de las novedades que ofrece es el batido de leche de almendras, el que puede ser consumido por niños desde 1 año hasta adultos mayores, pues es un producto 100% natural, libre de preservantes, aditivos y colorantes. Este batido aporta un alto contenido de vitamina B2 y de acuerdo a información entregada por Almeida, es recomendado en mujeres embarazadas ya que ayuda al desarrollo neurológico del bebé.