Inicio » 2-3 años » Lazos de amor

Lazos de amor

2-3 años

Mother and son playing together

No sólo la sangre directa es el vínculo que une a las familias, existe un número importante de éstas que se constituyen con hijos por los cuales hay que luchar legalmente, trámite nada de simple pero con consecuencias maravillosas: la llegada de un nuevo integrante al hogar. Te invitamos a conocer cómo es el proceso de la adopción en Chile.

A nivel nacional, existen 5 instituciones que cuentan con la acreditación para poder realizar adopciones legales: Sename, Fundación Mi Casa, Fundación San José, Instituto Chileno de Colonias y Campamentos y la Fundación Chilena de la Adopción (Fadop). Mamá y Bebé & Kids recurrió a ésta última para conocer en profundidad los requisitos y procedimientos que se deben llevar a cabo para adoptar a un menor.

La Directora Ejecutiva de Fadop, María Elena González, afirma que Chile cuenta con un proceso de adopción muy claro y transparente que es reconocido mundialmente. Si bien la legislación data desde el año 1934, a contar de 1999 se regula el tema y se divide en 2 procedimientos claramente establecidos: los previos a la adopción y la adopción propiamente tal.

Los anteriores tienen que ver con agotar los esfuerzos para que el menor permanezca en su familia de origen. Para ello se recurre a despejar la red familiar, la que alcanza hasta el tercer grado de consanguineidad, es decir, hasta los abuelos y tíos. De no existir alguien en esta línea en condiciones de hacerse responsable del menor, se declara susceptible de ser adoptado y comienza la búsqueda de quienes serán su familia más idónea.

¡Queremos adoptar!

Los matrimonios o personas solteras que buscan adoptar un hijo deben prepararse para recorrer un largo camino, en especial éstas últimas, ya que si bien Chile presenta una tasa de natalidad del 60% de hijos de madres solteras, están en tercer lugar de prelación, incluso después de los matrimonios extranjeros.

Este proceso comienza con un taller de sensibilización, en donde se conoce el tema tanto a nivel técnico como legal. Las familias que continúan interesadas empiezan con las evaluaciones requeridas que buscan confirmar si son idóneos para postular a ser padres de un menor, de acuerdo a las exigencias de la ley.

Una vez establecida esta idoneidad, la institución presenta una terna de postulantes al Tribunal de Familia, y es el juez quien se reserva el derecho de escoger a quienes considere la mejor alternativa.

Al respecto, María Elena Gonzalez, asegura que “este último punto ha sido una tarea para nosotros, pues argumentamos que la mejor asignación la podemos hacer quienes conocemos directamente a los niños y también quienes hemos hecho la evaluación y preparación de los adoptantes, sin embargo, es aún una tarea pendiente en muchos tribunales”.

Una vez escogidos a los candidatos, el Tribunal le otorga a los adoptantes la posibilidad de acceder a todos los beneficios legales y previsionales, incluido el post natal, que será de 6 meses si el niño es menor de 6 meses, o el post natal parental de 3 meses si el niño es mayor de 6 meses.

“La adopción es un proceso no contencioso, es decir aquí ya no habrá oposición y otorgara al niño la calidad de hijo del matrimonio o persona que está solicitando su adopción. Se probará que existen todos los requisitos legales y que además la adopción representa una ventaja para el niño/a. Además, la adopción cambia la filiación del menor, es decir, se le modifican sus nombres, adquiriendo los de su familia adoptiva. Se hace una nueva inscripción con un nuevo Rut”, sostiene la Directora Ejecutiva de Fadop.

¿Cuánto demora?

La susceptibilidad en promedio del año 2013, de acuerdo a cifras entregadas por la Fundación Chilena de la Adopción, fue de 3,5 meses, pero por lo general se le indica a los padres que deben considerar que el proceso dura cerca de 1 año y medio. Esto, debido a que los plazos son muy relativos y dependerán mucho de cuán abiertos estén los futuros padres a recibir niños mayores de 3 años o que cuenten con antecedentes de salud y sociales.

“Hay personas que no esperan nada, salen del proceso de preparación y al otro día están con sus hijos. Por ejemplo, un matrimonio que recientemente adoptó un par de hermanitos de 6 y 4 años de edad, no tuvieron que esperar para iniciar la vinculación con sus hijos; los niños ya estaban susceptibles y sólo aguardaban por quienes pudiesen adoptarlos. Estos menores muchas veces deben ser postulados al extranjero, sin embargo, es cada vez más frecuente que matrimonios nacionales estén considerando esta posibilidad”, afirma María Elena González.

Hoy se están produciendo cambios en nuestra sociedad y la adopción no está ajena a ellos, se está abriendo el debate de la adopción por solteros cada vez más frecuente, y también la adopción homo parental.

“Se ha avanzado mucho en la consideración de la adopción como otra forma de ser familia, como también la manera de enfrentar el hecho de ser adoptado; hoy ya no es un secreto. También se observa como un derecho el que los jóvenes, al cumplir la edad suficiente de madurez, puedan buscar sus orígenes e incluso reencontrarse con sus progenitores. Esto ha requerido una mirada distinta de los padres adoptivos, quienes han tenido que abrirse a una paternidad distinta, que tiene tareas diferentes y una de ellas es ésta, el incorporar en sus vidas el hecho de que el hijo tiene una historia que no pueden desconocer, y eso en la medida que es bien integrada produce buenos resultados a futuro”, asegura la Directora Ejecutiva de Fadop.

Requisitos para adoptar de acuerdo a la ley 19.629:

-. 2 años de matrimonio.

-. Más de 25 años de edad y menos de 60.

-. 20 años de diferencia con el adoptado.

-. Idoneidad física, moral y psicológica.

.- En el caso de matrimonios extranjeros, deben acreditar residencia definitiva en Chile.

Requisititos de Fadop:

-. Todos los exigidos por la ley.

-. 45 años de edad como máximo en ambos padres, para adoptar a niños menores de 3 años.

-. De 46 a 49 años de edad para postular a niños mayores de 3 años.

-. Solteras hasta 48 años para postular a niños mayores de 3 años.

-. Renta mínima de $600.000 como ingreso familiar (para un niño).

-. Nivel educacional que considere cursado IV Medio.

-. Certificación de infertilidad en caso que corresponda.

-. No contar con postulaciones paralelas en otras instituciones de adopción.