Inicio » Embarazo » Más temas sobre embarazo » El sexo durante el embarazo, ¿qué ocurre?

El sexo durante el embarazo, ¿qué ocurre?

Embarazo

sexo_durante_embarazo_mamaybebe

Mucho se habla acerca de la sexualidad durante el embarazo y hay muchas dudas al respecto: que puede dañar a la guagua, causar dolor, provocar un aborto espontáneo, etc. A continuación aclaramos tus dudas. 

Durante el primer trimestre el deseo disminuye como consecuencia del cansancio, las náuseas, las molestias y los temores habituales del periodo. Es por esto que puedes pasar por diferentes estados: primero, complejo de culpa y rechazo sexual o inhibición; segundo, temor producto de los cambios físicos que se están generando; y tercero, el apetito sexual se mantiene a pesar de la carga hormonal.

A partir del segundo trimestre las parejas ya están más adaptadas al embarazo y han desaparecido casi por completo los malestares iniciales, por lo que pueden disfrutar más de la sexualidad. Y en el tercer trimestre, el tamaño de tu guatita puede interponerse entre tu pareja y tú. En todo caso, es normal que se reduzca un poco la libido, pero hay posiciones que ayudan al contacto y permiten disfrutar sin problemas.

¿Afecta a la guagua?

Una de las grandes inquietudes que surge sobre las relaciones sexuales, es que podrías estar lastimando a tu hijo, es normal, pero la verdad es que no debes preocuparte, pues esto es imposible. Tu guagua está protegida por las membranas ovulares y el líquido amniótico. Además, el cuello uterino está fuertemente cerrado por un tapón mucoso, que sella la entrada de cualquier posible infección hasta el momento en que se inicia el trabajo de parto. Por lo mismo, los orgasmos producidos en el interior del útero no lo afectan negativamente, solo percibe el palpitar de tu corazón y tu respiración agitada.

Tener sexo es bueno

Las endorfinas liberadas en el acto sexual relajan los músculos, disminuyen las tensiones y los dolores que puedas tener. Además, te hace sentir más linda y unida con tu pareja.

A raíz de los cambios en los genitales, muchas mujeres experimentan una mayor satisfacción sexual, pues se incrementa la producción de secreciones y hay un mayor flujo vaginal, por lo que no es extraño que algunas sientan -incluso- su primer orgasmo durante esta etapa. En caso contrario, si esta alza en el flujo vaginal no contribuye a tu satisfacción sexual ni a la excitación, y si tu secreción no es suficiente, se sugiere el uso de lubricantes. Es básico recordar que esto se debe conversar con el ginecólogo y tener su autorización.

Debes abstenerte solo si…

– El embarazo es de alto riesgo y el doctor te aconseja no tener sexo.

– Si se presenta sangrado, placenta previa, rotura de bolsa, riesgo de parto prematuro (antes de las 36 semanas), dolor intenso o calambre abdominal, amenaza de aborto o infección vaginal, entre otros.

*Con la colaboración de Juan Ibarra, gineco-obstetra de Clínica Vespucio.