Inicio » Destacado 1 » El debate de las tareas

El debate de las tareas

Destacado 1

debate-tareasescolares-mamaybebe

La cantidad de cosas para hacer que los profesores envían a casa es una queja muy habitual, pues tras la jornada escolar los niños deben seguir haciendo tareas, pero ¿Cuáles son las consecuencias, buenas o malas, para ellos?

Hoy en día, el problema no está basado en la ausencia de tareas, sino en el tipo y gran cantidad. Olvidamos que los menores también tienen necesidades de juego y exploración que son vitales para su crecimiento y aprendizaje.

Durante la primera infancia, los niños aprenden jugando, porque les permite formar su perspectiva del mundo a través de sus experiencias. De esta manera, los pequeños se van motivando, manteniendo su imaginación y creatividad, la que a su vez estimula el celebro. Según muchos, es necesario que ellos vayan adquiriendo la rutina de hacer trabajos en casa para que aprendan a organizarse. Sin embargo, la mayoría de las tareas que los colegios mandan para la casa se enfocan en la memorización, la que crea una educación mecánica y sin pasión. Aquí es cuando los niños empiezan a odiar materias importantes como historia, por ejemplo.

Para evitar que esto pase, los colegios deberían enfocar sus tareas en aquellas que incitan al niño a aprender e investigar con libertad, para que cada uno encuentre su propio ritmo desarrollando las aéreas que más les apasionan. De esta manera, las tareas sirven para forjar su propio aprendizaje. Hay distintos tipos de actividades que se pueden hacer en casa para afianzar los conocimientos que se enseñan en el colegio. El desafío está en buscar un enfoque distinto en las tareas para mantener la motivación de aprender los temas necesarios.