Inicio » Embarazo » Más temas sobre embarazo » Dieta alcalina: minerales, balance y salud

Dieta alcalina: minerales, balance y salud

Embarazo

Todo parece estar relacionado con la acidez y el pH corporal. La dieta alcalina se hizo conocida en nuestro país luego que Javiera Suárez, popular figura televisiva, asegurara que el cáncer que padece también tuvo mucho que ver con su antigua alimentación. Pese a que aún no existen pruebas científicas oficiales sobre su eficacia, el listado de casos exitosos tras su implementación crece día a día, motivando a varios a seguir este camino.

Por: Natalia Vidal Toutin.

Hablamos de dieta alcalina porque se relaciona directamente con la acidez, su balance y el pH en los fluidos corporales. Esta se mide a través de la sangre y la orina, y debiera mantenerse en un nivel adecuado cuando se produce la homeostasis o balance entre la base y acidez del organismo.

Muchas veces se la encasilla como una dieta de adelgazamiento, pues la gente suele bajar de peso durante los primeros meses. Lo cierto es que no debiera contemplarse con ese fin, sino más bien con el ánimo de desintoxicar el cuerpo, favoreciendo su funcionamiento enérgico y saludable.

¿Cómo se mide la alcalinidad?

El pH de los fluidos corporales se mide desde la acidez a la alcalinidad, pasando por el neutro. Decimos que el cuerpo tiene un pH neutro cuando se encuentra justo en 7 en una escala de 1 a 14. Cuando es menor que 7, el organismo presenta un pH ácido y, por el contrario, cuando sobrepasa este número se dice que es alcalino. Lo recomendable para un cuerpo sano y libre potenciales enfermedades es poseer un pH ligeramente alcalino, entre 7,35 y 7,45.

Cuando el organismo está sometido a altos niveles de estrés o llevamos una dieta ácida, este necesita alimentos alcalinos para nivelar el pH y conservarse dentro de rangos saludables. Lo importante en esta compensación es que, una dieta que contiene minerales logra equilibrar el pH en el cuerpo y, aunque no esté probado oficialmente, previene enfermedades.

¿Qué hace que una dieta sea ácida y qué provoca?

La costumbre de comer gran cantidad de alimentos de origen animal como huevos, lácteos, carnes y azúcares vaticina altos niveles de acidez corporal. Además, la ingesta de aspartame, bebidas cola, endulzantes y otros pueden afectar considerablemente la acidez del pH por su alto contenido de sustancias tóxicas.

¿Qué alimentos se consideran alcalinos?

Aquellos que contienen un alto porcentaje de minerales entre sus componentes.

Dentro de esta categoría se encuentran frutas, verduras, legumbres, hierbas, probióticos, brotes, semillas y frutos secos. Para que te hagas una idea, organiza tu dieta teniendo en cuenta:
*Consumir escasamente alimentos con probióticos, hierbas y bebidas herbales como té, aguas de manzanilla, menta y más.
*Consumir moderadamente alimentos como frutos secos, semillas, brotes y legumbres, altos en proteínas.
*Consumir cuantiosamente frutas y verduras, especialmente aquellas de color verde.

¿Qué alimentos son más alcalinizantes?

Verduras: zanahoria, repollo, brócoli, apio, pepino, ajo, lechuga, champiñones, setas, cebolla, pimienta, zapallo, espinaca, spirulina, brotes, camote, tomate, berros.

Frutas: manzana, palta, plátano, cerezas, coco, uva, pomelo, limón, melón, naranja, mandarina, pera, piña, pasas, frambuesas, ruibarbo, frutilla y sandía.

Proteínas: almendras, castañas y tofu.

Endulzante: stevia.

¿Cómo es una típica dieta alcalina?

Una dieta alcalina balanceada debiese contemplar un 60% de alimentos alcalinos y un 40% ácidos. Si estás iniciándote en la alimentación sana y quieres desintoxicar tu cuerpo, debes entender la dieta como reconstituyente. Esto considera que, inicialmente, para balancear y nivelar el pH del organismo debes consumir un 80% de alimentos alcalinos y un 20% de orden ácido.

Como dijimos, la idea es aumentar el número de alimentos alcalinos, pero la indicación no es terminar con los de orden ácido. La nutricionista Fernanda Landeta explica que una dieta alcalina no es vegetariana y tampoco ha de obviar las carnes: “Supone un porcentaje de alimentos ácidos. Lo esencial en este tipo de alimentación es que favorece el equilibrio y balance en el cuerpo, de manera que pueda fortalecerlo y prevenir el riesgo de contraer posibles enfermedades. Cuando eliminamos las sustancias ácidas perdemos el equilibrio, y la balanza se inclina hacia 14, alejando al organismo de su estado neutro en donde se reconoce que tiene mejor funcionamiento”.

Entonces, según la fase de alimentación y el estado del pH que presente tu cuerpo, debes considerar hacer una dieta altamente alcalina para desintoxicarte y quedar con un pH balanceado, o bien, si el fin es prevenir la acidez en el cuerpo, como una dieta preventiva.

RECUERDA:
Dieta desintoxicante: 80% alimentos alcalinos, 20% alimentos ácidos.
Dieta preventiva: 60% alcalinos, 40% ácidos.
La forma en que cocinas los alimentos influye en las propiedades que recibes de ellos. La cocción de algunas verduras hace que se pierdan nutrientes y enzimas, por lo que es aconsejable el fuego lento.
Evita el microondas pues genera el mismo efecto.
Si vas a adoptar la dieta alcalina como un mecanismo para bajar de peso, complementa con ejercicio 4 veces por semana, así quemarás los depósitos de alimentación ácida. También considera que el cuerpo pasa por tres períodos de procesamiento de alimentos durante el día, para que ordenes tus comidas según estos procesos:

De 14:00 a 22:00 hrs: APROPIACIÓN (ingestión y digestión).

De 22:00 a 6:00 hrs: ASIMILACIÓN (absorción y uso).

De 6:00 a 14:00 hrs: ELIMINACIÓN (de desechos corporales y restos de alimentos).

EJEMPLO DE UN DÍA DE DIETA

Desayuno:
200 ml de leche de almendras
Una fruta, como kiwi, manzana verde o naranja
Una rodaja de pan integral de centeno

Almuerzo:
¾ de taza de legumbres o quínoa, acompañado de abundantes hojas verdes, apio y tomate.

Comida:
Crema o sopa de verduras y un puñado de frutos secos.

*Nota: toma limonada en tus comidas como líquido.

DIETA ALCALINA Y FERTILIDAD

Las secreciones vaginales de la mujer son ácidas. El pH normal del fluido vaginal está entre 3.8 y 4.5, mientras que en el semen masculino es de entre 7.2 y 8.0, es decir, más alcalino. Por lo mismo, generalmente no toleran ambientes ácidos.

Al consumir alimentos de naturaleza alcalina, estás preparando tus órganos reproductivos para que sean más amigables con los espermatozoides, aumentando tus posibilidades de quedar embarazada.

Una dieta para mejorar la fertilidad natural debiera ser rica en alimentos alcalinos, permitiendo un correcto transporte de los espermatozoides. Para ello debes comer frutas y verduras frescas, frutos secos, semillas, cereales y beber mucha agua.

Las dietas que se han puesto de moda con exceso de proteínas animales como la Dukan, crean secreciones vaginales ácidas, empeorando tu fertilidad.

También debes evitar el consumo de alimentos altamente ácidos, como por ejemplo las bebidas gaseosas y aquellos con mucha azúcar.

Fuente: Instituto Europeo de Fertilidad.