Inicio » Kids » Dientes sanos, sonrisa feliz

Dientes sanos, sonrisa feliz

Kids

salud_dental_niños

Como padres, se debe estar conscientes tanto de la importancia de la salud bucal de los hijos, llevándolos periódicamente al dentista, así como de transformase en un ejemplo a seguir ya que tras la aparición de los dientes, lo recomendable comenzar con visitas preventivas 1 o 2 veces al año. ¿No lo sabías? Descubre mucho más a continuación.

El período entre los 4 y 8 años de nuestros hijos, es uno de las más importantes en relación a su desarrollo bucal, puesto que es la etapa que se produce el primer recambio dentario. Ésta es la edad para empezar las visitas al dentista, generar hábitos y, como padres, tomar conciencia de que los dientes deben durar toda la vida.

Es en esta etapa en la que los niños comienzan a perder sus dientes de leche y les aparecen los molares definitivos por detrás de las muelas de leche, por lo que este proceso puede pasar desapercibido.

Por todos estos cambios, es un excelente momento para visitar al dentista, ya que las piezas están sanas y se pueden realizar acciones preventivas. Una mala higiene bucal pueden provocar caries y con esto la pérdida prematura de dientes de leche, los que son fundamentales para mantener el espacio adecuado para la posterior aparición de los definitivos.

Según un Análisis de Salud Bucal en Chile, desarrollado por Ministerio de Salud, la caries dental es la principal causa de pérdida dentaria. El estudio reveló que la prevalencia en los niños de 4 años, es de un 49,5% y en los de 7 años, de un 70,4%. Situación preocupante si se considera que mientras más avanza la edad, más severa se vuelve esta afección.

Por lo anterior, se vuelve fundamental la preocupación de los padres con respecto al tema, ya que es crucial que sepan la importancia de tapar –incluso- los dientes de leche, ya que es necesaria su conservación para mantener luego el espacio de los permanentes, y evitar su mala posición.

Para tener una idea más clara de este proceso, orientarnos respecto a las etapas y prevenir situaciones dolorosas, la odontóloga de la Universidad del Desarrollo, Daniela Poblete, nos ayudará a aclarar dudas muy recurrentes en los padres.

¿Cómo incide la alimentación en la salud bucal?

La alimentación es un factor muy importante para lograr una buena salud bucal. Por esto, debemos mantener una dieta saludable, prefiriendo alimentos lácteos, los que ayudan a mantener los dientes fuertes, frutas y verduras ricas en fibra, ya que hacen masticar más, lo que aumenta la producción de saliva, la cual es un factor protector para la formación de caries. Además, se debe mantener una dieta baja en azúcares refinadas, especialmente durante la noche.

¿Qué rutinas debiesen seguir los padres de niños de esta edad?

Como en este periodo se produce la aparición de dientes definitivos, es importante una visita al dentista para sellar los primeros molares. Los sellantes son una película plástica que se pone en los surcos de molares sanos, para prevenir la aparición de caries, ya que en estas zonas es donde comúnmente se inician. Además, es un buen momento de dejar hábitos como mamaderas y chupetes, chuparse el dedo o comerse las uñas, ya que se producen deformaciones de los maxilares, que es el hueso donde se alojan los dientes, lo  cual puede afectar la alineación normal de la dentadura.

¿Qué edad es la propicia para crear el hábito de la higiene bucal?

El  hábito debe crearse desde antes que aparezcan las primeras piezas dentales, es decir, a los 6 meses. Se deben limpiar las encías con una gasa humedecida en agua o suero, para que la guagua vaya integrando la acción del aseo bucal. Luego, con la llegada de los dientes de leche, los padres son quienes deben cepillarlos. La pasta dental se puede incluir a los 3 años, cuando ya son capaces de entender órdenes y aprender a escupir. Desde los 3 a los 6 años, pueden realizar esta acción solos, sin embargo, deben estar supervisados por un adulto. Transcurrido esta edad, es responsabilidad completa del niño. Es importante que tanto los papás como los hermanos o personas con las que viva el niño sean un buen ejemplo, ya que ellos son sus modelos a seguir y los imitarán.

¿Cómo podemos contribuir a que los niños de esa edad se interesen por su salud bucal?

La motivación es muy importante, ya que cuando son pequeños, no ven la importancia de lavarse los dientes. Se puede comenzar por comprar cepillos con sus figuras animadas favoritas, para que les den ganas de hacerlo. Otra técnica es realizar en conjunto esta actividad, para que pueda seguir el ejemplo y aún mejor si es acompañada de música ya que ser un grato momento, tenderá a querer repetirlo e imitar al adulto. Una idea entretenida también es realizar juegos de carrera, donde los dientes son la pista y el cepillo el auto que debe recorrerla.

En estos tiempos podemos usar además la tecnología, ya que existen aplicaciones en nuestros smartphones o tablets que motivan a los niños