Inicio » 2-3 años » Cómo cuidar a los niños en Fiestas Patrias

Cómo cuidar a los niños en Fiestas Patrias

2-3 años

La atención de los padres y el autocuidado es primordial a la hora de evitar accidentes que puedan afectar la tranquilidad de esta festividad. En el siguiente artículo, analizamos con una especialista las principales precauciones y formas de actuar frente a una emergencia.

Sin duda, septiembre es sinónimo de festividad, de alegría y de buenos momentos, no obstante, ciertos descuidos pueden terminar de golpe este grato ambiente.

Año tras año de manera incansable la prevención se presenta como la principal estrategia para sortear con éxito eventuales accidentes que se producen en esta época, sobre todo, en los más pequeños, que gozan con actividades asociadas a las celebraciones de Fiestas Patrias, como elevar volantines.

Hilo curado

El hilo curado es un invitado no grato que se repite todos los años, por lo que debemos tomar conciencia y prevenir situaciones que puedan desencadenar una tragedia. “El hilo curado es muy peligroso y no debe usarse jamás”, enfatiza la Dra. Norma Lasagna, Médico Jefe de Urgencia de Clínica Tabancura. “Hay que tener en cuenta que además de provocar serias heridas, este tipo de hilo utilizado para encumbrar volantines conduce con mayor facilidad la electricidad que el hilo común, lo que aumenta el riesgo de quemaduras y descargas eléctricas al tocar los cables”, señala.

“Si se produce una herida por hilo curado, lo primero es lavar con abundante agua limpia, para retirar suciedades, como tierra u otros residuos, y dejarla correr sobre la herida. Luego, se recomienda cubrir con un paño limpio, idealmente gasa estéril de curación y comprimir con la mano, para detener el sangrado”, explica la Dra. Lasagna. Posterior a esto, advierte que se debe acudir inmediatamente a un centro asistencial, para  evaluar la herida, ya que suelen requerir sutura. Además, el médico indicará la inmunización antitetánica y/o antibióticos, en caso de ser necesarios.

La especialista de Clínica Tabancura destaca que si la herida es en el cuello, se debe cubrir con un paño limpio o gasa estéril, para luego comprimir con la mano para disminuir el sangrado. “En esta zona hay que ser muy cuidadosos al presionar, para que el paciente no tenga dificultad para respirar”.

Descargas eléctricas

Otro de los casos a tener en consideración son las descargas eléctricas producto de elevar volantines en zonas de cableado. “Nunca deben elevarse volantines en lugares con cables, ya que las descargas que provocan son gravísimas, llegando a ser fatales en la mayoría de los casos”, señala la Dra. Lasagna.

Si un accidente de este tipo ocurre, “lo primero es llamar a los servicios de emergencia. No tocar al niño hasta verificar que no está en contacto con la fuente eléctrica, e idealmente cortar la corriente. Si no es posible, liberar al paciente con herramientas que permitan aislar, como madera o plástico, para no resultar también lesionado, junto con cuidar que la ropa no esté húmeda o, por ejemplo, de se esté pisando un charco de agua” afirma. En estos casos, la seguridad de quien rescata es fundamental, para no tener más víctimas.

Además, posterior a separar al paciente de la fuente de corriente se debe  “comprobar si respira, si no es así, iniciar maniobras de reanimación básica. Es fundamental el masaje cardiaco, para mantener al paciente con circulación hasta la llegada del personal de rescate”, detalla la Dra. Lasagna

Las consecuencias de las descargas no siempre se manifiestan de forma evidente en la piel, “a veces sólo se observan lesiones pequeñas, provocándose una mayor lesión en los músculos, los que pueden destruirse, junto al daño renal secundario a esto, lo que puede incluso comprometer la vida del paciente”, detalla la doctora.