Inicio » 2-3 años » Celebrar al aire libre

Celebrar al aire libre

2-3 años

iStock-801465174

Aprovechar los espacios públicos como plazas o parques son una gran oportunidad para que los padres puedan salir de sus casas y hacer una fiesta distinta. A continuación, te dejamos algunas recomendaciones para tomar en cuenta.

Celebrar el cumpleaños de los niños en las plazas es cada vez una mejor opción. Son muchos los padres que optan por esta tendencia -cuando el clima está a su favor- para hacer la fiesta de los pequeños en una modalidad más relajada y al aire libre.

Esta forma de festejar tiene distintos beneficios tanto económicos como también una manera de aprovechar espacios públicos que generan vida de barrio y comunidad. Asimismo, esta opción permite ampliar la diversidad de actividades y a no limitarse en el espacio utilizado.

Lo primero que hay que considerar es la plaza donde se llevará a cabo. Idealmente esta tiene que quedar cerca de la casa o departamento para acarrear las cosas y solucionar el tema del baño de forma práctica.

Luego de esto hay que preparar la comida. Como es un modo más distendido, la idea es que haya alimentos que se puedan comer con la mano como sándwich, pinchos de fruta, queques o lo que sea del gusto del festejado.

Es muy común ver en estas ocasiones que los invitados no son solo los amigos del cumpleañero, sino que los papás también son asistentes muy bienvenidos. Además, ayudan con la seguridad del grupo para tener ojos sobre todos los niños.

La decoración también es un ‘must’ que los ‘dueños de casa’ no dejan de lado. Cada detalle importa y aunque todo está pensado para armar fácilmente, papás y mamás se esmeran en crear un ambiente especial dedicado a sus hijos. Banderines de colores, mantas en el suelo, alguna mesa de apoyo con adornos creativos y otros objetos que den una ambientación diferente, son parte de los infaltables para llevar a la plaza el día de la celebración.

Parte del sentido de hacer el cumpleaños en un parque es aprovechar el aire libre y un tiempo para que los menores se entretengan en los juegos que estos espacios ofrecen. En el caso de que estos no sean suficientes, se pueden hacer actividades de entretenimiento para que todos participen.

Otro punto relevante es el horario. Al no ser en un lugar cerrado, hay que tener en cuenta la luz, el calor o el frío y la hora en que la plaza no esté con excesivo movimiento. En general, los padres lo hacen antes de almuerzo y así disfrutan con toda tranquilidad.

Finalmente, ya terminado el cumpleaños, no se puede dejar de lado la basura y el orden del lugar. Puede ser un ítem más cansador, pero que ayuda a crear conciencia sobre la importancia de conservar estos espacios en buen estado para que todos puedan disfrutarlos.